miércoles, 28 de enero de 2015

A POR EL ROSCÓN

Un año más toca correr la 10k del Roscón, una clásica en mi calendario. Es una carrera que me gusta mucho, de las 10k que he corrido hasta ahora, la mejor con diferencia. No sé si es porque es un recorrido que hago cientos de veces o porque no hay que pegarse el madrugón (es a las 11 y la tengo a 15 minutos a trote de casa que es ideal para el calentamiento).
 
Este año parece que el cierzo nos va a acompañar, bueno, como casi todos los años salvo el pasado que tuvimos un día perfecto. La suerte es, que parece que va a aflojar un poco en comparación a estos días atrás, y menos mal porque sino hubiese sido una odisea.
 
Las sensaciones no son buenas, pero tampoco malas. Ayer salí a trotar un ratillo para ver como estaban las fuerzas después del gripazo que he tenido estos días y las piernas respondieron bien, pero no con la chispa habitual. De todos modos, el que sea carrera y solo por el orgullo de no perder la estela de la tropa que siempre nos juntamos, apretaré los dientes y a saco.
 
Me vendrá bien de test para las Adidas Boston Boost, que ya las usé en la carrera de Motorland de hace unos días y son las elegidas para la media de Barcelona de dentro de 15 días y para la maratón. Mañana las pondré a prueba para ver si se quejan...
 
 
Ahora sólo queda una buena cena y a descansar para mañana estar a tope. Esperemos que esta noche el cierzo se canse de soplar y por la mañana de 11 a 12 nos de una tregua.
 
El domingo os cuento como ha ido, aunque a muchos os lo contaré en persona porque nos veremos mañana por allí.
 
Mucha suerte para todos los que corréis, espero que consigáis vuestro objetivo. Al resto, que acabéis bien la semana que ya se acaba la cuesta de enero jejeje!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario