miércoles, 22 de octubre de 2014

ZARAGOZA Y EL CIERZO

Lo de esta ciudad con el cierzo, no tiene nombre... Cuando tocan días como hoy, da igual que madrugues, que salgas a última hora de la tarde, que salgas por la montaña buscando el refugio entre los árboles, el cierzo siempre está acompañándote.

Está claro que hay que entrenar en todo tipo condiciones porque en las carreras te puedes encontrar cualquier cosa, pero prefiero cualquier otro inconveniente sea lluvia, frío, incluso calor, pero un cierzo como el de hoy es insufrible.


Tener viento con 40km/h y rachas de hasta 70, hace imposible llevar un ritmo más o menos uniforme. Sólo queda apretar los dientes y estar pendiente del pulsómetro, que ese no miente. Porque el tomar de referencia el ritmo, es una  locura.

Pero bueno, por ahora es el primer día de cierzo fuerte y lo hemos salvado con más o menos dignidad haciendo 50 minutos de trote tranquilo, mañana que parece que afloja un poco intentaremos hacer un entrenamiento un poco más decente y el viernes descanso para el finde volver a aprovechar que tengo más tiempo libre y meterle caña a las piernas.

De todos modos, los runners estamos hechos de otra pasta porque  pese al día que hace, he visto tanta gente como un día normal y eso dice mucho de lo que disfrutamos de él.

Hablando un poco del mes y medio que llevo de entrenamiento, por ahora todo va a la perfección. Me está costando coger la chispa que tenía a mediados de la temporada pasada y debido a ello las series me están costando un poco, pero en los rodajes me encuentro muy cómodo pese a ir a ritmos algo más rápidos que iba a finales de la semana pasada.

Ahora toca seguir así, que la Behobia se acerca.

El domingo nos vemos por aquí y os cuento como ha ido el finde de entrenos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario