jueves, 17 de julio de 2014

NERVIOS

Normalmente el día antes de cada carrera ya estoy nervioso, pero en las carreras “importantes” es otro mundo. En mi calendario hay 2 importantes, la maratón de asfalto y la de montaña y ahora que estoy a menos de 10 días de esa fecha marcada en el calendario, los nervios ya están aquí. Sí, lo sé, no me juego nada, pero soy así. Son muchas horas de entrenamiento, pasando frío y calor, lloviendo y con madrugones, pero si no lo hago por algo que me gusta, ¿Por qué lo voy a hacer?
 
Soy de esa gente a la que cuando le dicen: “¡¡¡sobretodo disfruta!!!”, pienso fríamente y no recuerdo ninguna carrera en la que haya disfrutado mientras la corro, ya que soy excesivamente competitivo y una vez dan la salida doy el 100%. Yo disfruto en los entrenamientos que comparto con amigos, pero en todo lo demás, nada de nada.
 
Hablando de la carrera, la ventaja que tengo frente a la maratón de asfalto es que en vez de correr con el reloj, corres con la cabeza. En la de asfalto voy pendiente del reloj para que todo vaya según lo previsto, pero en día 26 la cabeza será la encargada de vigilar que no me pase de vueltas en la primera parte de la carrera y así evitar un pinchazo en la segunda.
 
Y el inconveniente, es que en la de asfalto si todo va bien, en menos de 3 horas está finiquitada, mientras que en esta voy a estar más del doble. Si el año pasado invertí en hacerla casi 8 horas, por bien que vayan este año estaré sobre 7, así que habrá que ir con mucha cabeza.
 
Lo que está claro es que la faena ya está hecha y lo más importante, creo que bien hecha. El año pasado llegaba con muchas dudas, muy cansado y las piernas no respondían todo lo bien que deberían, además me enfrentaba a algo desconocido ya que lo más parecido que había corrido era la carrera del Ebro que no tiene nada que ver, ya que son 30kms nada técnicos y con muchísimo menos desnivel. Pero este año los entrenamientos y carreras que he corrido han ido muy bien, aunque creo que me sigue faltando haber metido algo más de desnivel los fines de semana y hacer más entrenamientos de andar por montaña, pero por lo demás me encuentro muy bien.
 
Ahora toca descansar bien, hidratarme y alimentarme en condiciones llegar lo mejor posible para la última cita de la temporada. Que paséis buen finde!!!
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario