martes, 29 de julio de 2014

BALANCE DE LA TEMPORADA

Después de correr el pasado sábado la Maratón de las Tucas, doy por finalizada la temporada con muy buen sabor de boca. Empecé la temporada fuerte, con mi debut en una maratón de asfalto a finales de septiembre, la elegida no podía ser otra que la de Zaragoza.

El resultado fue positivo aunque sufrí más de lo esperado para conseguirlo, ya que paré el crono en 2:59:49, cuando el objetivo era ser sub3h. El gran problema fue preparar la maratón en verano, algo que se hace bastante cuesta arriba, sobretodo si están por el medio las vacaciones.


Después de tomarme unas semanas de descanso, empecé a entrenar de nuevo a principios de noviembre, pero unos problemas que tuve de rodilla que no me dejaron correr en condiciones hasta finales de diciembre. A partir de enero las molestias desaparecieron del todo y ya pude empezar a entrenar en condiciones.

A partir de ahí, tenía 2 meses y medio para preparar a conciencia la maratón de Barcelona, con varias carreras por el camino para ver como iban respondiendo las piernas a los entrenamientos.

En primer lugar corrí La Invernal de Motorland, una maratón por relevos en la que conseguimos ser segundos y las sensaciones fueron muy buenas, haciendo mis 2 vueltas al trazado del circuito alcañizano a muy buen ritmo.

Poco después tocaba la 10k del Roscón, a la que iba con la idea de bajar mi mejor marca (35:53) unos segundos, pero no esperaba conseguir el sub35 que hice (34:46). Todo sea dicho, las condiciones climatológicas fueron perfectas.


Después de la inyección moral que supuso mi mejor marca en 10k, 20 días después tocaba ir a la media maratón de Barcelona con la idea que conseguir bajar mi 1:18:11 del año anterior. Esperaba estar en 1:16 alto ó 1:17 bajo, pero la cosa fue mucho mejor consiguiendo parar el crono en 1:16:10. Ya sólo quedaba un mes para la primera gran cita, la maratón de Barcelona.

Me presentaba en la salida de la maratón con muchas ganas, pero con la idea clara de que, pese a llegar en muy buen estado de forma, en casi 3 horas pueden pasar muchas cosas. Desde el principio me puse con el globo de 2:45 con la idea de intentar llegar con él a meta, pero sabía que era mucho pedir y que el objetivo era ser sub2:50. Los últimos kilómetros me descolgué y conseguí parar el crono en 2:48:10, que para ser mi segunda maratón, no me puedo quejar…

Una vez completada la primera mitad de la temporada tocaba el cambio de tercio a la montaña. Pese a ello, aún corrí 3 carreras más de asfalto (10k Alcañiz y la media y 10k de Zaragoza) con no muy buenos resultados, pero las ganas de correrlas, ya que son fijas en el calendario, me pudieron.

En lo que respecta a las carreras de montaña, tampoco me puedo quejar. Los resultados han sido muy buenos en las 4 que he corrido, ya que conseguir ganar la TMT25 Nocturna y la TMT12, además de quedar séptimo en la media maratón de Sobrarbe. Pero el plato fuerte era este fin de semana pasado con la Maratón de las Tucas, el objetivo era quitarme la espina de la mala carrera del año pasado. Este año llegaba mejor preparado, no tanto como me hubiese gustado, pero mucho mejor. El resultado ya lo sabéis, 6h20min en una maratón de montaña que todo el mundo que la corre se sorprende por su dificultad y dureza.


Ahora toca descansar y cargar las pilas para en septiembre estar a tope y empezar a preparar la Behobia, que será la primera gran cita de la temporada.

El jueves 18 de septiembre estaré por aquí de nuevo contando mis aventuras ¡¡¡Que paséis muy buen verano y nos vemos a la vuelta!!!


domingo, 27 de julio de 2014

MARATÓN DE LAS TUCAS

OBJETIVO CUMPLIDO. Éste sería lo que mejor definiría mi última carrera de la temporada y es que tenía la espina clavada del año pasado ya que acabé con muy malas sensaciones. Este año ha sido distinto, pese a sufrir algún percance, el balance es muy positivo ya que en ningún momento  esperaba bajar tanto tiempo.

Pero vamos a empezar por el principio. El viernes tocaba recoger el dorsal y pasar el control de material. Después de estar sobre  1 hora para ello (vaya descontrol) tocaba ir al apartamento a descansar para estar a tope para la carrera.

Suena es despertador a las 7, tengo una hora por delante para desayunar y acabar de preparar las cosas antes de salir desde Cerler hacía Benasque. Lo mejor de todo es estar desayunando con estas vistas ¡qué pasada!


A las 8 y cuarto estoy por la zona de salida, quedan 45 minutos para que empiece la carrera y el ambiente es impresionante. Aprovecho para saludar a varios amigos y a la línea de salida que para variar voy un poco tarde y me toca colocarme más o menos por la mitad, menos mal que los primeros kilómetros son de pista ancha y se puede adelantar bien.


Dan la salida a las 9 en punto y a la faena, primeros 300 mts hasta que salimos de Benasque a ritmo tranquilo y una vez salimos me pongo por la derecha y empiezo a ganar posiciones para buscar un grupo que lleve un buen ritmo. Sobre el kilómetro 1 y medio cojo a Carlos, Rafa y Palomo con los que comparto el siguiente kilómetro, pero decido tirar un poco más adelante ya que en estos 12 primeros kilómetros es donde mejor me defiendo y tengo que aprovechar ya que me encuentro muy cómodo.

Sobre el kilómetro 7 me alcanza Carlos, con el que compartiré los siguiente 13kms hasta la cima del collado de La Plana. Van pasando los kilómetros corriendo casi todo el rato y llegamos al primer control y avituallamiento en el refugio de Estós. Las sensaciones son muy buenas, mucho mejor de lo esperado. Ahora tocan 4 kilómetros de senda y la subida al collado.

Sigo con Carlos y un par de corredores más por la senda hasta que en el kilómetro 15 aproximadamente salto un pequeño río y piso en el fango, el problema es que se me hunde la pierna hasta la rodilla y la zapatilla se queda dentro. Carlos intenta echarme una mano con el bastón pero la zapatilla no sale, así que me toca tumbarme en el suelo y meter el brazo para sacar la zapatilla... Imaginaos como sale la zapatilla y como acaba mi camiseta, pantalón, además del brazo hasta más arriba del codo.

Una vez superado el traspié toca subir al collado, 4 kilómetros muy duros, sobretodo el último kilómetro y medio que es muy técnico. Aún así consigo llegar a la cima en menos de 3 horas y entre los 30 primeros. Ahora toca lo bueno, la bajada, madre mía que torpe soy cuando es bajada técnica. Llegado a este punto Carlos tira para adelante, impresionante como baja este tío, imposible seguirle.

Voy salvando los casi 5 kilómetros hasta el refugio de Ángel Orús con más pena que gloría, pero llego bastante entero, sé que a partir de aquí me quedan 2,5 kms técnicos y luego 5 kilómetros de pista que es donde mejor me defiendo y donde puedo recuperar alguno de los puestos que he perdido en la parte técnica. El problema llega cuando a falta de poco más de un kilómetro para llegar a la pista, me tuerzo el tobillo y la cosa pinta mal. Me hace bastante mal y paro a sentarme un rato, me echo agua fría y decido bajar poco a poco a ver cómo responde.

Por suerte parece que bien y puedo seguir, pero poco después me lo vuelvo a torcer y esta vez duele mucho, veo que la cosa se pone fea  y me toca andar mucho rato, decido hacer el kilómetro que me queda hasta la pista andando para evitar otro traspié.

Una vez llego a la pista me es imposible bajar rápido, me duele mucho y tengo que ir a ritmo tranquilo. Voy perdiendo puestos, pero no me preocupa, en la cabeza me ronda la idea de retirarme en Eriste donde están esperándome Alba y mi suegro.

Por fin llego a Eriste, Alba se asusta al ver que vengo cojeando y con los ojos llorosos. Le digo que quizás me retire, pero ellos me animan porque voy muy bien de tiempo y entre los 50 primeros (menos mal que  les hice caso y decidí seguir). Quedan 9 kms, hay que apretar los dientes y echar el resto pero el tobillo no me deja dar el 100%.

Después de un primer kilómetro llano, tocan 4 de subida hasta Cerler, ahí el tobillo no me molesta ya que se hacen prácticamente andando y el dolor se puede aguantar. Voy recuperando puestos y en esos 4 kilómetros adelanto a unos 10 corredores. Una vez arriba toca bajar por la senda que une Benasque y Cerler, 4 kilómetros muy corribles pero que tal y como llevo el tobillo es imposible por lo que me adelantan unos 15 corredores ya que mi ritmo es prácticamente andando.

Por fin llego a Benasque, miro el reloj y voy a ser sub 6h30min, con lo mal que pintaba en el km26 cuando me torcí el tobillo... Consigo para el crono en 6h20min ¡¡¡Tiempazo!!!  Y entrando el 52 de casi 900 corredores.


Una vez ya sentado y analizando la carrera, he sacado varias conclusiones:
- La mejora de tiempo es más por la mala carrera que hice el año pasado.
- El haber tenido que levantar el pie del acelerador por las caídas, me da margen de mejora para el año que viene, que espero llegar aún mejor preparado ya que pese a hacer una gran carrera, lo mío es el asfalto...

- Y lo mejor de todo, que debido a esos últimos 16kms sin forzar la máquina, hoy me he lenvantado sin  apenas agujetas, así que tampoco me puedo quejar jajaja!!!

Para despedirme, quiero felicitar a todos los que conseguisteis vuestros objetivos en las distintas categorías, pero en especial a Carlos, que a parte de hacer un carrerón (para el crono en 6h1min entrando el 27) paró a echarme una mano cuando perdí la zapatilla, ¡¡¡eres un crack!!!

¡¡¡Que empecéis bien la semana!!!

jueves, 24 de julio de 2014

PREPARANDO LA MOCHILA

Ahora si que ya no queda nada, ya me veo en la línea de salida preparado para pasar unas cuantas horas pasando aventuras por la montaña. Para ir bien descansado, mañana me he cogido fiesta en el trabajo, así no tengo que madrugar y me prepararé la mochila tranquilamente para no dejarme nada.

Y es que la lista de materiales obligatorio, se las trae. Se que es por nuestra seguridad y que en la montaña, en 1 minuto se gira el tiempo y te puede caer “la del pulpo”. Pero de todo este material creo que más de una cosa sobra y sino juzgar vosotros mismos:

•• Calzado y vestimenta adecuados.
•• Vaso reutilizable (mínimo 15 cl) para los avituallamientos.
•• Chaqueta impermeable (membrana, aconsejado 10.000 Schmerber) con capucha y manga larga, y transpirable (aconsejado RET inferior a 13).
•• Manta térmica de supervivencia (mínimo de 140 x 200 mm).
•• Gorra o buff.
•• Gorro.
•• Pastillas potabilizadoras de agua.
•• Silbato.
•• Comida con número de dorsal marcado en los envoltorios.
•• Sistema de hidratación (mínimo 1 l).
•• Venda elástica para vendaje funcional o taping (mínimo 80 x 3 cm).
•• Mapa (entregado por la organización).
•• Teléfono móvil con el número de la organización guardado.
•• Pantalón o mallas largas, por debajo de la rodilla (obligatorio cargarlos, no correr con ellos).
•• Linterna frontal (mínimo 35 lumens) y un juego de pilas de recambio.
•• Luz roja de posición trasera (tipo piloto de bici).
•• Camiseta térmica de manga larga.
•• Guantes con dedos (no mitones).

La cuestión es que los últimos 5 puntos, los veo excesivos. Tener que llevar en la mochila unas mallas por debajo de la rodilla, camiseta térmica y guantes no le veo ninguna lógica ya que llevamos chaqueta impermeable y manta térmica por si hay algún problema. El tema del frontal, siendo que es verano y que la hora máxima para acabar son las 10 de la noche, creo que tampoco sería necesario, pero lo veo más o menos comprensible.

En conclusión, que no sé como me va a ir para meter todo este material en la mochila. Y sobretodo espero que este bien controlado y juguemos todos con las mismas cartas, no estemos los tontos de turno que vamos cargados como burros y otros vayan con la mochila vacía porque la organización no se lo ha controlado o porque una vez pasado el control, le den material a algún conocido.


El domingo os cuento como ha ido la carrera, ¡¡¡qué paséis buen finde!!!


martes, 22 de julio de 2014

FINDE PERFECTO

Este fin de semana nos vamos a juntar casi 2.500 corredores en Benasque repartidos en 5 carreras, algo que no ocurre en muchas ocasiones en las carreras de montaña. Está claro que la zona es perfecta para ello ya que hay muchos kilómetros de montaña con unas vistas impresionantes.

El viernes por la noche dará inicio el Gran Trail Aneto-Posets, una carrera de 109kms y con +7.000mts de desnivel acumulado y que es la gran referencia del fin de semana. Es la hermana mayor del finde y para que os hagáis una idea de la dureza, el año pasado tan sólo cruzaron la meta 17 corredores de más de 200 inscritos...

El sábado por la mañana salen otras 2 de las carreras. Los corredores de la Vuelta al Aneto (58kms con +3.700mts de desnivel) tendrán que madrugar un poco, ya que la salida será a las 7 de la mañana. Por otro lado estaremos los corredores de la Maratón de las Tucas (42kms con +2.500mts de desnivel) que saldremos a las 9 de la mañana.

Para el domingo han dejado las 2 distancias más cortas. Por un lado la Vuela al pico de Cerler (22kms con +1.300mts de desnivel) y la nueva distancia que han puesto este año, Vuelta al Molino de Cerler (9kms con +450mts de desnivel). Esta última me parece una gran idea para la gente que se inicia en este mundillo, ya que es una distancia asequible, pero con un desnivel exigente en tan pocos kilómetros. Es una muy buena opción para las parejas que al final acabamos enganchando a este deporte, tengan su carrera y seamos nosotros los que las esperamos en la línea de meta.


El ambiente este fin de semana es impresionante, ya que a parte de todos los corredores, hay que tener en cuenta toda la gente que se desplaza como acompañantes o que están veraneando por la zona y se acercan a Benasque a ver la carrera. Yo tengo grabada en la memoria mi llegada del año pasado, esos últimos 300 mts hasta la avda. Los Tilos al más estilo Tour de Francia con gente a los dos lados dándote ánimos sin importar en ningún momento el puesto en el que llegas.

En lo relacionado a los entrenamientos, esta semana un par de rodajes suaves de menos de 1 hora y el día antes saldré 30 minutos a soltar un poco las piernas. Hasta el jueves, que os daré el último parte pre-carrera jejeje!!!

domingo, 20 de julio de 2014

ÚLTIMA TIRADA LARGA

Este finde tocaba la última tirada larga de cara a la carrera del finde que viene. La idea era no forzar mucho la máquina y no correr riesgos innecesarios porque una lesión a menos de una semana, sería un gran problema.

La idea era una tirada de unas 2 horas metiendo desnivel pero a ritmo cómodo y así ir de charreta y hacerla más amena. Para evitar el calor quedamos a las 8 de la mañana aunque teníamos que haber madrugado algo más porque la última media hora nos tocó sufrir un poco.

La salida fue en buena compañia, ya que salí con Carlos Urrios, que el finde que viene estará también por Benasque y a parte nos acompañó Álex los primeros kilómetros, ya que tenía compromisos y no podía hacer la vuelta entera con nosotros.

El recorrido fue el que suelo hacer yo, pero estirándola un poco más para hacer más desnivel y de paso Carlos me enseñó otros caminos que no conocía y me vendrán muy bien. El problema fue que en los tramos llanos y de bajada no nos dábamos cuenta y nos acelerábamos más de la cuenta, y en el último tramo del entrenamiento que hacíamos la subida a "La Clocha" (en unos 700 mts subes 120 mts de desnivel) y que el sol pegaba con ganas, decidimos tomarnosla con mucha calma.



Al final salió un muy buen entreno, en algo más de 2h20min para hacer los 26kms con +700mts de desnivel acumulado y de paso ir intercambiando opiniones sobre materiales y alimentación de cara a la carrera.

Ahora toca descansar bien y hacer un par de salidas suaves para ir bajando de kilómetros y llegar a tope al sábado. ¡¡¡Que empecéis bien la semana!!!

jueves, 17 de julio de 2014

NERVIOS

Normalmente el día antes de cada carrera ya estoy nervioso, pero en las carreras “importantes” es otro mundo. En mi calendario hay 2 importantes, la maratón de asfalto y la de montaña y ahora que estoy a menos de 10 días de esa fecha marcada en el calendario, los nervios ya están aquí. Sí, lo sé, no me juego nada, pero soy así. Son muchas horas de entrenamiento, pasando frío y calor, lloviendo y con madrugones, pero si no lo hago por algo que me gusta, ¿Por qué lo voy a hacer?
 
Soy de esa gente a la que cuando le dicen: “¡¡¡sobretodo disfruta!!!”, pienso fríamente y no recuerdo ninguna carrera en la que haya disfrutado mientras la corro, ya que soy excesivamente competitivo y una vez dan la salida doy el 100%. Yo disfruto en los entrenamientos que comparto con amigos, pero en todo lo demás, nada de nada.
 
Hablando de la carrera, la ventaja que tengo frente a la maratón de asfalto es que en vez de correr con el reloj, corres con la cabeza. En la de asfalto voy pendiente del reloj para que todo vaya según lo previsto, pero en día 26 la cabeza será la encargada de vigilar que no me pase de vueltas en la primera parte de la carrera y así evitar un pinchazo en la segunda.
 
Y el inconveniente, es que en la de asfalto si todo va bien, en menos de 3 horas está finiquitada, mientras que en esta voy a estar más del doble. Si el año pasado invertí en hacerla casi 8 horas, por bien que vayan este año estaré sobre 7, así que habrá que ir con mucha cabeza.
 
Lo que está claro es que la faena ya está hecha y lo más importante, creo que bien hecha. El año pasado llegaba con muchas dudas, muy cansado y las piernas no respondían todo lo bien que deberían, además me enfrentaba a algo desconocido ya que lo más parecido que había corrido era la carrera del Ebro que no tiene nada que ver, ya que son 30kms nada técnicos y con muchísimo menos desnivel. Pero este año los entrenamientos y carreras que he corrido han ido muy bien, aunque creo que me sigue faltando haber metido algo más de desnivel los fines de semana y hacer más entrenamientos de andar por montaña, pero por lo demás me encuentro muy bien.
 
Ahora toca descansar bien, hidratarme y alimentarme en condiciones llegar lo mejor posible para la última cita de la temporada. Que paséis buen finde!!!
 


martes, 15 de julio de 2014

LA MÚSICA

Al igual que el año pasado, toca prepararse la música que me acompañará en la carrera más larga de todo el año. Normalmente no suelo llevar música para carreras, sólo en algunas tiradas largas y algún rodaje, pero en esta carrera es distinto y el año pasado me vino muy bien. Y es que en esta carrera en la que año pasado invertí en hacer los 42kms casi 8 horas, no viene de más llevar música para hacerla más amena.
 
De todos modos, la idea es ponérmela sólo en el tramo de ascenso al Collado de la Plana ya que no es tan necesario ir concentrado en la subida y seguro que me ayuda a que los kilómetros pasen más rápido. Una vez haga cima, fuera música y máxima concentración para evitar sustos en el descenso.
 
La selección de música que hago es lo más cañera posible dentro de mis gustos musicales, para motivarme en los momentos en los que las piernas empiezan a quejarse y la cabeza necesita una ayuda para convencerlas de que hay que seguir tirando.
 
No sé si a vosotros os pasará lo mismo que a mí, pero dependiendo de la música que llevo cuando la uso en algunos de mis entrenamientos inconscientemente subo el ritmo. Esa canción que te gusta por un motivo determinado o porque te trae buenos recuerdos te da esa inyección que a simple vista no lo apreciamos, pero que si echamos la mirada al reloj, así nos lo demuestra.
 
En lo relacionado a los entrenamientos, ya estoy bajando los kilómetros y ritmos de cara a la carrera, ya que sólo quedan 10 días y no hay que correr riesgos innecesarios. Además, lo que no haya mejorado en los últimos 3 meses, dudo mucho que lo consiga en los últimos 10 días.
 
Hasta el jueves!!!
 
 


domingo, 13 de julio de 2014

VISITA AL MONCAYO

Después de estar 4 días de relax, estos últimos días de la semana los he aprovechado para dar el último empujón al entrenamiento de cara a Benasque. El jueves salí a hacer un trote de 1 hora sin preocuparme del reloj, aprovechando que debido al cierzo que tenemos por Zaragoza desde hace unos días a mediodía no hace tanto calor. Cayeron 13kms a buen ritmo y con muy buenas sensaciones.
 
El viernes me lo tomé de descanso para estar a tope el finde que quería meterme una poca de caña a ver quÉ tal me encontraba, y la verdad es que he acabado muy contento. Ayer salí a hacer una tirada un poco más larga con la idea de hacer unos 20kms que al final se estiraron un poco más de la cuenta.
 
Madrugué para ver si así le daba esquinazo al cierzo, pero ni aún así. Tirada por la zona Expo en la que acabé haciendo media maratón en poco menos de 1 hora y media, mucho mejor de lo esperado ya que salí con la intención de no forzar para estar fresco para hoy y el resultado fue muy bueno.
 
Y hoy he puesto la guinda al pastel. Acompañado de mi amigo José Manuel que me ha hecho de guía, ha tocado mi primera visita al Moncayo. Un lujazo que tenemos a poco más de una de Zaragoza y que estoy seguro que me vendrá muy bien para próximas carreras de montaña.
 
 
 La subida la hemos hecho por la parte del Collado de Castilla donde los primeros 6kms son llevables, ya que subes unos 600 mts de desnivel, pero lo divertido viene en el último kilómetro y medio. En ese 1.5kms hemos subido más de 550mts, como bien decía José Manuel, una pared. Se hace interminable, pero es lo que buscaba, una subida dura y técnica  con mucho desnivel en pocos kilómetros. Las sensaciones muy buenas, haciéndola mucho más rápido de lo que pensaba.
 
 
Una vez en la cima, a unos 2.300mts, toca  bajar por el otro lado. El problema en el descenso que mucha piedra suelta, además de mucha gente que subía, por lo que nos lo hemos tomado con calma. Una vez acabado el descenso, nos hemos marcado 10kms por la carretera hasta el parking, que la verdad que al final se han hecho pesados.
 
 
Ahora toca descansar y encarar la penúltima semana  de entrenamientos. ¡¡¡Que empecéis bien la semana!!!

domingo, 6 de julio de 2014

SATURADO

Así llego a estas alturas de la temporada y es que son muchos días, kilómetros y carreras desde que en diciembre superé las molestias de rodilla y empecé a llevar un entrenamiento constante. En estos 7 meses he tenido algún altibajo ya que no siempre estamos al 100%, pero este último mes me encuentro un poco saturado física y mentalmente. Y ya sabéis  todos como funciona esto, si la cabeza dice que no, es que no.
 
Desde la  10k de Zaragoza he alternado días de buenos entrenamientos, con días que no había manera. El llegar a hacer series y que las piernas te digan que no o salir a hacer la tirada  larga y que en cuestas que subías tranquilamente corriendo, ahora subo andando y gracias.
 
La verdad es que cuando llega el calor y me baja el rendimiento, pero creo que el  factor mental me está influyendo mucho, ya que ha llegado un punto que está pasando de ser un hobbie a una obligación. El depender más de la cuenta del reloj y no saber salir a hacer rodajes tranquilos y disfrutar, me cansa. Tengo el problema de no saber salir a un ritmo suave si no voy con alguien, sin querer me acelero y eso me acaba pasando factura.
 
 
Por eso me voy a tomar hasta el fin de semana que viene de descanso total, desconectar de todo lo que conlleva este hobbie con la intención de tomarme un respiro y las 2 siguientes semanas tomármelas con tranquilidad para llegar fresco a Benasque.
 
Lo que no haya mejorado hasta hoy, no creo que lo mejore en los próximos 15 días, así que me voy a centrar en motivarme para ir a la última carrera de la temporada motivado y a partir de ahí tomarme todo agosto de vacaciones y a partir de septiembre empezar la nueva temporada con aires renovados.
 
Nada más por hoy, el domingo que viene os cuento como me ha ido esta semana de desconexión. Que paséis buena semana.


jueves, 3 de julio de 2014

EH, ESTAMOS AQUÍ

El fin de semana pasado fue un gran día para el deporte español, ya que Luis Alberto se proclamó campeón del mundo de Ultra Trail, mientras que Kilian y Laura Orgué por su parte se proclamaron campeones del mundo del Kilómetro Vertical de skyrunning. Pero claro, para enterarte de todo esto tiene que ser a través de las redes sociales o algunas publicaciones digitales porque no esperes que en los telediarios hablen de ello.

Está claro que a todos los que amamos este deporte nos gustaría un amplio reportaje sobre este tipo de carreras, incluso que las retransmitiesen al más puro estilo Tour de Francia con los ataques y parciales entre el grupo de cabeza y los perseguidores, pero a día de hoy es una opción muy remota porque en este país sólo interesa el fútbol.

Hay otros deportes que tienen la suerte de arañarle algún segundo de protagonismo al denominado “Deporte Rey”, pero en contadas ocasiones. Baloncesto, balonmano, ciclisto,… Son deportes que a día de hoy están un paso por delante del nuestro a nivel informativo, pero creo que no a nivel participativo.

Pese a que en mayor o menor medida todo el mundo tiene amigos y familiares que lo practican, o las innumerables carreras que hay y que casi todas año tras año superan el número de inscritos, seguiremos siendo para ellos un deporte minoritario.

No sé lo que puede costar los derechos de retransmisión de la Zegama (por poner un ejemplo), pero creo que alguna cadena podría “arriesgarse” a comprarlos un año y ver qué pasa. Seguramente se llevan una grata sorpresa de todos los que nos sentaríamos delante del sofá para disfrutar de ella, de marcas y carreras que pondrían dinero para que se publicitasen durante la retransmisión de la carrera.


Pero si es les parece demasiado, seguramente con hacer esa misma tarde-noche un reportaje de 1 hora con los mejores momentos, creo no sería un mal comienzo para ver si tiene el tirón suficiente como para que algún día hablen de él en las noticias.

Os dejo el enlace del artículo de Octavio Pérez, hablando el pasado lunes sobre este tema:  http://octavioperez.es/no-lo-entiendo-sois-anticultura-deportiva/

Que paséis buen finde, ¡¡¡nos vemos el domingo!!!


martes, 1 de julio de 2014

MÁS DESNIVEL

En este mes escaso que queda hasta la visita a Benasque, me voy a centrar en entrenar las cuestas y es que después de la carrera del sábado me di cuenta de que es mi asignatura pendiente en las carreras de montaña.
 
En las carreras de montaña que se pueden hacer corriendo la mayor parte del recorrido es donde mejor me defiendo, pero así que toca andar, me pasan por encima. Es verdad que una vez llega el llano, incluso en bajada (un aspecto en el que he mejorado muchísimo) recupero parte del tiempo perdido, pero siempre hay que buscar los puntos débiles para mejorar.
 
Analizando la carrera del sábado lo ví todavía más claro. En los primeros 4kms en los que había que subir 650mts de desnivel, había un primer tramo de 1,5kms aproximadamente en el que se podía correr y el cuál hice con el grupo de cabeza. El problema llegó una vez tocó empezar a andar, ahí sólo conseguí aguantarles medio kilómetro más.


A partir del kilómetro 2 me tuve que descolgar y fue cuando empecé a perder puestos. Del kilómetro 2 al 4 perdí con la cabeza de carrera casi 5 minutos, algo muy difícil de recuperar porque ellos bajando y en llano también rodaban muy rápido.
 
En los siguientes 2 parciales conseguí rodar muy parecido a ellos. En el primero tan sólo unos segundo más lento y en el segundo perdí un poco más (sobre 3 minutos) y fue debido a que a un par de corredores que alcancé en la senda me costó bastante adelantarles. Y en el último parcial invertí aproximadamente el mismo tiempo que ellos ya que me sacaron unos 3 minutos, que fue el tiempo que se me fue cuando me perdí.
 
De todos modos, esto es la teoría, ahora hay que entrenar duro para mejorar e intentar al menos, no sufrir tanto en las subidas, ya que llevo los cuádriceps un poco tocados desde el sábado y eso que no llegaron a 1000mts de desnivel. Tampoco quiero que penséis que esto son excusas de porqué no quedé más delante en la carrera, simplemente es un análisis de la misma para buscar los errores e intentar mejorar.
 
Así que a partir de ahora habrá que tener más en cuenta el hacer entrenamientos de mucho desnivel para fortalecer y acostumbrar las piernas, ya que lo que me espera en Benasque es bastante más duro que lo de Aínsa…
 
¡¡¡Hasta el jueves!!!