jueves, 19 de junio de 2014

¿PORQUÉ CORRES?

Es una pregunta difícil de responder, pero lo podría resumir diciendo que es altamente gratificante. Esa sensación después de un entrenamiento duro o de una carrera y paras el crono, te sube todo el cansancio, pero a la vez te vienes arriba por la alegría del trabajo bien hecho, por haberte superado una vez más. Acordarte de todo lo que has entrenado y ver las mejorías, eso no tiene precio.
 
Aunque creo que a todos nos ha tocado ese momento de bajón en el que nos preguntamos porqué nos pegamos estas “palizas” por hobbie y luego los resultados no son los esperados. Acabar una carrera y decir: “¿Qué leches hago aquí?” pero a la mañana siguiente ya estas pensando en volver al año siguiente para quitarte esa espina.
 
Y es que, es fácil de explicar lo bien que nos lo pasamos en las quedadas, saliendo a trotar un rato para desconectar o saliendo a disfrutar de los paisajes. Lo que es más difícil de explicar es cuando te suena el despertador a las 5 y media, cuando te ve la gente subir y bajar una cuesta 20 veces o cuando estás haciendo series por el polígono y te ven ir y volver con una expresión en la cara entre sufrimiento y velocidad.
 
A qué viene todo esto, pues es porque el otro día me hicieron la pregunta del millón. Esa pregunta que puede llegar a ofender depende con el tono en que te la hagan, ya que parece que seas tonto por cansarte por gusto. Fue algo así: ¿por qué te pegas esas palizas? ¿Realmente te compensa? Pues la verdad que económicamente es una pasta  correr, y más si eres un poco “morro fino” como es mi caso con el material, pero si que me compensa. Cuando estoy 2 días seguidos sin entrenar por el motivo que sea, me falta algo. Necesito mi dosis diaria de correr y desconectar, me da igual sólo que acompañado, por asfalto o por montaña, pero lo necesito.
 
Lo que tengo claro es que desde que corro más o menos en serio (principios de 2012) he hecho muchísimos amigos y solo por eso ya ha valido la pena. Gente que no hubiese conocido si no fuese por este deporte y hubiese sido una pena.
 

Esta es mi reflexión en voz alta sobre porqué corro, porque este deporte no es como otros que te puedes llegar a ganar la vida, en este puedes tener muchísima suerte y conseguir que te salga el material más barato, pero poco más. Cada vez somos más los que corremos y por algo será y se ha demostrado que no es una moda pasajera como algunos decían.
 
Que paséis buen finde y hagáis muchos kilómetros, yo eso intentaré…
 
 


2 comentarios:

  1. Muy buena entrada, yo alguna veces me he hecho esa pregunta y la única conclusión clara a la que he llegado es que realmente no hay una respuesta y quizás, esa sea parte de la magia. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto tiempo sin saber de ti campeón, espero que todo vaya ok. Me alegro de que te haya gustado la entrada. Un abrazo!!!

      Eliminar