jueves, 20 de febrero de 2014

LAS DUDAS ANTES DE LA CARRERA

No se a vosotros, pero antes de algunas de las carreras, sobretodo las que me pego varios meses preparando, 2 ó 3 días antes me surgen las dudas. Empiezan a rondarme por la cabeza varias dudas: “ni de coña voy a poder aguantar el ritmo previsto”, “no estoy tan fino como me esperaba”,… Y todo debido a que los 2 últimos entrenamientos antes de la carrera no me dejan satisfecho.

Las semanas de carrera (teniendo en cuenta que suelen ser en domingo), mi rutina de entrenamientos es:

- Lunes descanso
- Martes 1 hora de rodaje (4:30min/km de media)
- Miércoles 6x1000 haciendo 5 a ritmo 15-20 segundos más lentas de lo normal y la última casi a tope (añadiéndole 4kms de calentamiento y 2 de enfriamiento)
- Jueves 40 minutos de rodaje (4:45min/km de media)
- Viernes descanso
- Sábado 30-35 minutos de rodaje (20 minutos a 5min/km y 1km a ritmo de empezando a 4:30 y acabando a 3:20min/km y luego 10 minutos a 5min/km)

La cuestión es que llega el miércoles y me da la sensación de no encontrarme cómodo en las series, pese a hacerlas algo más lentas de lo habitual me da la sensación de no estar a tope. Lo mismo que me pasa el jueves en el rodaje, voy incómodo y me molesta todo y las dudas empiezan a aparecer.

El viernes toca el descanso, así que intento desconectar un poco de la carrera, pero llega el último rodaje antes de la carrera el sábado por la mañana. Salgo con las mismas zapatillas que voy a llevar en la carrera he intento no revolucionarme e ir tranquilo los primeros kilómetro y cuando llevo unos 20 minutos hago un kilómetro progresivo hasta llegar a 3:20min/km aprox. Cuando acabo ese kilómetro ahí están las dudas esperándome, “si me ha costado hacer este kilómetro, ¿cómo voy a rodar en la carrera al ritmo previsto?”. Y con esas dudas me voy a la cama.

Me suelo levantar el domingo un poco dubitativo, por como ha ido la semana, pero bueno, haremos lo que se pueda. Entonces llega el momento de la salida y así que doy la primera zancada las dudas, dolores y quebraderos de cabeza desaparecen. Acaba la carrera y todo ha ido según lo previsto y el crono se ha parado en el tiempo previsto o incluso mejor y es cuando miro a Alba y me dice: “siempre quejándote y luego mira” a lo que no contesto y simplemente sonrío.


Lo más grave del asunto es que me pasa desde que empecé hace 2 años a correr y a día de hoy, hasta 5 minutos antes de la carrera no estoy convencido del todo de mi mismo, menos mal que una vez que me pongo a correr me olvido de todo, porque sino sería un gran problema…

Tal y como he empezado el post, me gustaría saber si a alguno de vosotros os pasa esto o algo parecido, sólo por curiosidad y así no sentirme el “perro verde”.

Que paséis buen finde!!!


2 comentarios:

  1. Yo pienso que estar un poco nervioso y dudar un poco de uno mismo es algo normal en la condición humana, siempre que, como bien dices, no se transforme en un bloqueo durante la carrera. Yo por ejemplo estoy en el último año de carrera universitaria y todavía me pongo nervioso los días antes de los exámenes e incluso es una sensación que, aunque incómoda, al final se te hace familiar y me ayuda a estar alerta y ver que todo va OK. Eso sí, cuando empieza el examen, me olvido de todo y solo pienso en hacerlo lo mejor posible, al igual que tú, cuando se da la salida solo piensas en dar lo mejor de ti.

    Así que pienso que las dudas razonables y siempre que no nos lleguen a bloquear, no son solo inevitables sino incluso necesarias ya que nos mantienen alerta acerca de un evento importante en nuestras vidas. En resumen, al fin y al cabo, una señal de que estamos vivos.

    Un saludo Campeón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alvaro, en los examenes me pasaba lo mismo, vaya noche más mala pasaba la previa al examen jajaja!!! Que recuerdos...

      En definitiva es lo que dices, viene bien para estar alerta y lo importante es que una vez estamos manos a la obra, desaparece.

      Un saludo crack!!!

      Eliminar