martes, 18 de febrero de 2014

ANALIZANDO LOS ENTRENAMIENTOS

Aunque sea un poco “friki”, me gusta revisar las carreras y entrenamientos, además de compararlas. En el tema de entrenamientos suelo mirar los ritmos y pulsaciones que he llevado en anteriores entrenamientos y así ir viendo la evolución que he llevado. Sobretodo es un tema que tengo muy en cuenta en las series, ya que me gusta fijarme para ver qué tal he recuperado después de cada una y ver si vamos por el buen camino.

Esto también lo hago con las carreras de asfalto, ya que en una 10k o media maratón (en la maratón como solo he corrido una no hay con que compararla…) cómo suelen ser todas más o menos parecidas, la comparación no tiene mucho misterio.

En lo que me fijo es en las pulsaciones que he llevado durante la carrera, ya que más o  menos tengo controlado en qué rango me manejo en cada una de las distancias, si las cosas las he hecho bien, el ritmo debe ser más rápido que la anterior.

Esto me pasó en la 10k del Roscón, las pulsaciones fueron las mismas que la edición del año pasado, pero el ritmo fue 6 seg más rápido por kilómetro, lo que demuestra que los entrenamientos han dado su fruto.

El problema vino éste domingo por la noche, ya que analizando las pulsaciones de la media maratón me di cuenta de que fui desde el kilómetro 10 hasta el 20, 6 pulsaciones por minuto por debajo de media comparándolo con el año pasado. De esto saco una conclusión clara, que si no hubiese tenido los problemas estomacales, seguramente hubiese podido ir a las pulsaciones similares a las del año pasado, lo que conlleva haber rodado algo más rápido. Una pena, porque siempre quieres dar el 100% y estas cosas te dejan un poco tocado.


No mal interpretéis mi entrada, en ningún momento me estoy quejando de mi marca, os puedo garantizar que antes de comenzar la carrera hubiese firmado llegar 1 minuto más tarde, pero fastidia el ver que si todo hubiese ido bien, el resultado aún hubiese sido mejor. El lado positivo es que el objetivo es la maratón, así que vamos por buen camino y eso el que realmente importa.

Y no me quiero despedir sin felicitar a todos los amigos que corrieron este domingo en Tudela y que todos consiguieron sus objetivos, perdonad chicos, pero me olvidé de daros la enhorabuena el domingo, sería por la euforia jajaja!!!

Hasta el jueves!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario