jueves, 9 de enero de 2014

PIERNAS CANSADAS

A veces por varios motivos nuestras piernas no están al 100% Y pese a ello seguimos entrenando. Esto es lo que me ha pasado a mi esta semana, ya que después de entrenar poco desde final de año, empecé el año fuerte, quizás más de la cuenta. En los últimos 4 días me he pasado de meterme caña. El sábado 20kms de montaña, domingo 85kms en bici de carretera, lunes descanso y martes 1 hora de running a menos de 4:30min/km. Además de todo eso, ayer intenté hacer series, digo intenté porque me quedé en el intento.

Cuando me levanté por la mañana ya noté las piernas algo cansadas, pero pese a ello no las pospuse y me decidí a hacerlas. La idea era hacer unos 20 minutos tranquilo a 5min/km para calentar, 6x1000 a 3:30min/km recuperación entre series 1min y luego 15 minutos de enfriamiento. La cosa fue que en acabar la cuarta serie decidí no seguir, ya que me estaba costando más de lo normal y no quería correr riesgos de lesión.

Analizando el entrenamiento, me dí cuenta de que pulsaciones iba bien, pero las piernas estaban algo cansadas todavía para poder darles tanta caña. La manera de solucionarlo, hoy descanso y visita al fisio para descargar las piernas y estar a tope el finde.

Mañana tocará salir a hacer una hora suave y el sábado si las piernas ya están bien probaré a hacer otra vez series, sino, para la semana que viene. De lo que sí que tengo ganas es de ir a la quedada que organizan este domingo mis amigos los Correcaminos de Alfindén y así pasar una mañana divertida.
Mirando por internet el tema de las piernas cansadas encontré un artículo bastante interesante en la web www.livestrong.com. Os pongo aquí los que para mí son los 2 principales puntos, ya que los demás hacían referencia a la alimentación y en ese tema cada uno somos un mundo…

En primer lugar, antes de intentar correr con las piernas cansadas, debes asegurarte que lo que estás sintiendo sea fatiga y no una lesión. Debido a la naturaleza repetitiva de correr, los corredores tienen el riesgo de sufrir lesiones por sobre uso. Esas lesiones pueden hacer que correr sea difícil, lo que puede llevarte a pensar que tus músculos están cansados. Correr con una lesión puede resultar en una lesión aún peor, de modo que debes evitar hacerlo. Si no estás seguro de tener una lesión, busca atención médica.


Y muy importante calentar, además de ayudarnos a evitar lesiones, nos ayudará a obtener lo que quede de energía en tus cansadas piernas. Realizar ejercicios cardiovasculares ligeros como saltos y sentadillas, y elongar los músculos de las piernas unos diez minutos antes de correr puede ser suficiente para tus necesidades y empezar los primeros 10-15 minutos con un trote suave. Este calentamiento ayudará a los músculos a contraerse con mucha fuerza, fomentando un mejor flujo sanguíneo y una mayor llegada de los nutrientes a los músculos, y puede prevenir la acumulación de ácido láctico en los músculos. Realiza estiramientos en los grupos musculares más importantes de las piernas: cuádriceps, isquiotibiales y gemelos.

El domingo os cuento si he podido hacer las series y como ha ido la quedada por territorio TMT. Que paséis buen finde!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario