martes, 14 de enero de 2014

¿HACES DEPORTE?

Hoy me ha tocado pasar el reconocimiento médico anual de la empresa. Sí, vaya fechas para pasarlo, justo después de las fiestas, pero bueno, si lo máximo que nos sacan es el colesterol un poco alto, tampoco es un gran problema…

No sé si porque ya soy treintañero o porque se han modernizado, este año me han medido las pulsaciones. La cuestión es que el médico se ha sorprendido bastante cuando ha llegado el momento de mirar la pantalla del medidor de pulsaciones y ha sido cuando ha realizado la pregunta mágica: ¿Haces deporte? A lo que le he respondido con una sonrisa en la cara con un rotundo “sí”. A partir de ahí ha empezado el interrogatorio:

-         ¿Pero mucho?
-         Bastante, unas 8-10 horas semanales.
-         Es que tienes las pulsaciones en reposo muy bajas y me ha sorprendido.
-         Sí, en reposo suelo tener entre 35-38.
-         Joer 35, eso es casi un latido cada 2 segundos…

Y ahí ha acabado la conversación. Yo sabía que tengo las pulsaciones en reposo bajas, pero no creo que haya mucha diferencia con la mayoría de vosotros que también invertís muchas horas en nuestro hobbie preferido.


Hablando de las pulsaciones, si que hay un factor al que le doy importancia y es que a parte de tener las pulsaciones en reposo bajas, también tengo la suerte de recuperar muy bien. Por ejemplo, después de hacer una serie de 1000mts a 180 ppm, en menos de 1 minuto estoy a 130ppm y eso si que es una gran ventaja, sobretodo si haces montaña, ya que una vez acabas una subida, si te cuesta recuperar, no bajas tan rápido cómo quisieras.

Pues nada más por hoy, esta ha sido la anécdota que me ha pasado hoy y me ha parecido lo suficientemente graciosa cómo para dedicarle una entrada, el jueves os cuento como me va el entrenamiento que tengo mañana, ya que es el primero que haré con mi nuevo equipo, espero que no me metan mucha caña...



No hay comentarios:

Publicar un comentario