martes, 12 de noviembre de 2013

LLEVAR UN CONTROL

Aunque parezca una tontería, ya es la segunda vez que tengo problemas por apurar más de la cuenta las zapatillas y esto demuestra que no escarmiento y soy capaz de tropezar 2 veces con la misma piedra. Esta vez es una pequeña molestia, pero la otra vez el problema fue mayor y me tuvo más de una semana sin poder hacer nada, así que voy a llevar un seguimiento de las zapatillas.

A partir de ahora me voy a hacer una tabla en la cuál pondré las zapatillas que esté usando, cuantos kilómetros les voy haciendo por asfalto y por caminos y así ver la vida útil de cada una de ellas. De este modo cuando me esté acercando a los 800 kms empezaré a mirar el estado de la suela y si veo que ya está muy desgastada, las jubilaré.


De este modo seguramente me gaste algo más de dinero en zapatillas, pero me lo ahorraré en fisio (con la visita mensual que hago para descargar las piernas creo que es suficiente) y en quebraderos de cabeza. Además también me servirá para ver que marcas y modelos son más duraderos y así tenerlos en cuenta para cuando me vuelva a comprar zapatillas.

No sé porqué no lo he hecho antes, ya que realmente es perder 2 minutos una vez a la semana. Los domingos por la tarde revisar los kilómetros de toda la semana y apuntarlos.

En lo que refiere a los entrenamientos, de momento he estado sin entrenar estos 2 días y creo que hasta el jueves o viernes no saldré a trotar un ratillo a ver si las molestias han desaparecido y poco a poco puedo volver a la rutina.

Hasta el jueves!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario