martes, 22 de octubre de 2013

VOLVER A PONER LAS CALLES

Hoy he vuelto a pegarme el madrugón para encontrarme con los encargados de poner las calles de Zaragoza, y es que desde finales de julio que no me levantaba tan pronto. Por aquel entonces, era la mejor manera de evitar el calor, pero ahora que las temperaturas empiezan a bajar he vuelto a la rutina de los entrenamientos a mediodía.

A las 5 de la mañana ha sonado el despertador, madre mía que locura. En poco menos de 30 minutos ya estoy en la calle en busca de los locos que día tras día se levantan a estas horas para entrenar. Les da igual que llueva o que haya -5ºC, ellos salen a estas horas sí o sí. Por un lado pienso que están locos, pero por otro les envidio porque levantarte a estas horas para hacer un hobbie y después ir a currar, hay que echarle un par.


El entrenamiento ha sido tranquilo, una hora y cuarto en el que hemos ido poniéndonos al día, ya que con alguno hacía mucho que no coincidía, pero todo sigue igual, somos un poco monotema… Casi todo el rato la conversación gira a un mismo tema: “correr”. Y es que nos gusta demasiado.

Voy a intentar coger la rutina de un día a la semana levantarme a estas horas y compartir entrenamiento con ellos, el madrugón vale la pena. Además se me pasa volando y consigo hacer un entrenamiento más tranquilo, que cuando voy sólo ya que al final me acabo acelerando. Los otros 2 entrenamientos entre semana los haré a mediodía en solitario, para ir más a mi bola y darle un poco de caña a las piernas con las series.

El inconveniente de este madrugón es que hoy en  cenar a dormir que estoy jodido de sueño jajaja!!!

Nos vemos el jueves!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario