martes, 10 de septiembre de 2013

MEDIAS COMPRESSPORT

Cada vez hay más gente que lleva medias compresivas. Al principio sólo veía a gente que las lleva en carreras de larga duración y sobretodo en montaña, pero ahora ya las llevan en 5 y 10k, incluso en sus entrenamientos de rodajes a ritmos tranquilos. Puede que sea porque antes no me fijaba tanto y por eso no me daba cuenta o quizás que cada vez son más comunes entre los corredores populares, pero la cuestión es que se usan y mucho…

Pero vamos a empezar por lo primero, que es explicar su función. Como pone en su web: “Su utilización ayuda a mejorar circulación sanguínea, facilitando el retorno venoso desde las extremidades hasta el corazón. Cuando la circulación sanguínea es fluida, la sangre está más y mejor oxigenada, y el rendimiento muscular es mucho mayor durante más tiempo”. Creo que queda bastante claro con su explicación.

Mi experiencia con ellas empezó hace un año aproximadamente. Al principio me costaba mucho acostumbrarme a ellas. Empecé llevándolas en algunos entrenamientos para probar pero me generaban una sensación de agobio en las piernas que me hacían imposible llevarlas. Cuando llevaba 2 ó 3 kilómetros paraba, me las bajaba hasta el tobillo y problema solucionado.

Entonces decidí utilizarlas después de los entrenamientos exigentes para agilizar la recuperación de las piernas, ya que tenerlas abandonadas en el armario no me parecía el mejor sitio para ellas. Me las ponía después de ducharme durante un par de horas y luego me las quitaba.

Pero llegó el trail de Arbeca en noviembre del año pasado y entonces cambió la cosa. Estuve preparándolo durante 2 meses a conciencia. Era mi primera trail y quería ver que tal me desenvolvía en este tipo de carreras. El problema surgió cuando 10 días antes de la carrera me diagnosticaron periostitis tibial (me había pasado de meterme caña) y tuve que parar de entrenar. Veía que tanto entrenamiento se iba al traste, no me veía capaz para aguantar los 32 kilómetros porque el dolor era bastante fuerte así que pasaba de la media hora corriendo.

Tras varias sesiones con el fisio, me recomendó que me pusiese alguna crema para calentar la pierna (la elegida fue Radiosalil) y que me pusiese la media de compresión para que la tibia sufriese menos rebotes al pisar y llevar todo más sujeto. El resultado fue perfecto ya que no tuve ningún problema y pude acabar la carrera sin molestias.

A partir de aquel día, cada vez las he ido utilizando más. Al principio en las tiradas largas del fin de semana y ahora las suelo llevar hasta en las 10k (quitando los meses de verano porque debido al calor voy incómodo).


Os recomiendo que las probéis, seguro que no os arrepentís. Tened cuidado al escoger la talla (es tan fácil como medirse el perímetro de la pierna y ver a que talla corresponde). Además, para los que os gusta ir conjuntados, las tenéis en varios colores así que no tenéis excusas…


No hay comentarios:

Publicar un comentario