martes, 20 de agosto de 2013

VUELTA A LA RUTINA

Todo lo bueno se acaba, y después de unos cuantos días de desconexión, toca volver a la rutina. Ayer fue el primer día de trabajo después de las vacaciones y también fue el primer día de entrenamiento. No se cuál se me hizo más duro, porque volver a trabajar después de casi 3 semanas cuesta, aunque hoy en día, tal y como está el panorama, es tener mucha suerte volver a trabajar y que todo esté como lo dejaste.

En lo relativo al entrenamiento, desde el 27 de julio no he hecho prácticamente nada. Mi cuerpo necesitaba un descanso y se lo he dado. En las vacaciones he andado mucho, pero correr prácticamente nada. Salí 3 días la semana pasada por aprovechar los ratos libres, pero la fecha prevista para empezar a entrenar era ayer.

No llevaba intención de darme mucha caña, la intención era salir al mediodía a entrenar una hora y hacer unos 12 kilómetros, pero con el calor sofocante que hacía, el entrenamiento se quedó en 9 kilómetros en casi 50 minutos. Así que el próximo entrenamiento que es mañana, he decidido salir antes de ir a trabajar a las 5 y media porque a parte de que la temperatura baja considerablemente, iré acompañado y eso  siempre lo hace más ameno.

La dinámica de esta semana y la que viene será esa, salir lunes, miércoles y viernes antes de ir a trabajar una hora y el sábado salir sobre las 8 y hacer una tirada de dos horas. Hay que ponerse las pilas ya que sólo queda 1 mes para la maratón y el objetivo de las 3 horas lo veo lejos.


De momento no voy a hacer series ya que no me veo fino, a principios de septiembre aprovechando que correré al 10k de los bomberos de Zaragoza, empezaré a meter algo de calidad para acostumbrar a las piernas a rodar un poco más rápido. Pero vamos a ir paso a paso y por ahora me limitaré a recuperar la forma perdida.

El jueves os cuento como responden las piernas al madrugón!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario