martes, 9 de julio de 2013

¿CÓMO NOS AFECTA EL CALOR?

Partiendo de la base de que a cada uno nos afecta más o menos, el calor es un factor muy a tener en cuenta. En los últimos entrenamientos he notado que el ritmo que llevaba a principios de año, ahora me costaba mucho más llevarlo. Estaba claro que el cansancio al final acaba pasando factura, pero me parecía excesiva la diferencia.

El motivo de que nos cueste más llevar el mismo ritmo es debido a que el corazón bombea más sangre para bajar la temperatura del cuerpo y debido a ello, nos suben las pulsaciones. El caso es que no tenía claro hasta que punto podía llegar a afectar.


Después de mirar por Internet y leer varios artículos del tema, al final me ha quedado claro que el calor nos afecta mucho más de lo que pensaba. Está claro que cada uno somos distintos y que la teoría es una cosa y la práctica otra…

Las condiciones ideales para correr son entre 10 y 18 grados y a partir de aquí, por cada grado que aumenta la temperatura nos influye aproximadamente un segundo por kilómetro. Por lo que a las mismas pulsaciones, de correr en febrero a 12 grados a correr en julio a 32 grados, rodaremos unos 20 segundos más lentos. Esto no quiere decir que a todo el mundo le afecte de la misma manera, pero es un dato importante.

Para poner un ejemplo, la diferencia entre correr una 10k en febrero a 15 grados, a correrla en julio a 27 grados, la diferencia por kilómetro puede ser de unos 12 segundos, que al final de los 10 kilómetros sería un total de 2 minutos, casi nada… Os dejo uno de los artículos que leí por si le queréis echar un vistazo.


Como os he dicho todo esto es teoría, pero yo que suelo hacer casi todos mis entrenamientos con pulsómetro, en enero con 12 grados rodaba con 150 pulsaciones a un ritmo más o menos de 4:25 min/km, mientras que en los últimos entrenamientos, rondando los 30 grados, a esas mismas pulsaciones rodaba  sobre 4:45 min/km. Queda claro que el calor, por lo menos a mí me afecta bastante.

Para luchar contra ello, pues lo que habréis leído mil veces:

-         Hidratarse todo lo posible antes, durante y después del entrenamiento.

-         Evitar las horas de mayor calor para entrenar.

-         Protegernos con crema solar para evitar el contacto directo del sol y si usáis gorra mucho mejor.

Espero que os sirva de ayuda esta información ya que la veo interesante para entrenar en verano y saber el porqué nos ocurren las cosas.

Por cierto, os dejo los últimos programas de Territorio Trail que se me había olvidado ponerlos… Sorry!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario