martes, 30 de julio de 2013

BALANCE DE LA TEMPORADA

La sensación que me deja esta temporada es muy buena. Los objetivos que me había planteado los he conseguido y con creces, además de buenos resultados en varias carreras, por lo que no me puedo quejar. Hubiese dicho que ha sido excelente, si no hubiese sido por los dos últimos meses que he ido a trompicones y no he podido disfrutar de la recta final de la temporada.

En principio me había marcado 3 objetivos hasta verano:

-         Bajar de 37 minutos en una 10k (35:53 en la 10k del Roscón)
-         Bajar de 1 hora y 20 minutos en media maratón (1:18:11 en la media de Barcelona)
-         Correr una maratón de montaña (al ser nuevo recorrido no tenía referencias, con ser finisher puedo darme por satisfecho)

Los 2 primeros objetivos los superé con creces y encima en la primera mitad de la temporada. Debido a ello, como me encontraba tan bien físicamente, me dediqué a correr todo lo que me venía bien y con tanta carrera, no he podido llevar una constancia en los entrenamientos y lo he acabado pagando.

La primera metida de pata fue en la TBCI. Me lo pasé muy bien y conocí a muchos de los que son ahora mis compañeros en kedadas y carreras, pero no estaba preparado para correr tantos kilómetros. La broma fueron 75kms, imaginaros como acabé.


A partir de ahí, problemas en la Carrera del Ebro, 10k de Alcañiz y media maratón de Zaragoza, en las que no llegué fino y no hice buenos tiempos. No estaba entrenando bien y el cuerpo me pedía un descanso, y es que desde septiembre no había parado más de 3 días seguidos (gran error).

Después de unos días de descanso y estructurar el entrenamiento en junio, la dinámica cambió y conseguí quedar tercero en la TMT25  y bajar de nuevo de 36 minutos en la 10k de Zaragoza. Parecía que todo volvía a la normalidad, pero no fue así y durante el mes de julio apenas he podido entrenar por molestias.

El fin de semana pasado fue el último de los objetivos y la verdad que ahora en frío, estoy muy contento con la experiencia y estoy seguro de que el año que viene iré otra vez a disfrutar de los paisajes y del ambiente que se monta ese fin de semana en Benasque.

A partir de octubre me centraré en planificar 2 objetivos principales.  Éstos serán una maratón de asfalto (seguramente la de Barcelona en marzo) y otra de montaña (maratón de las Tucas en julio) y me centraré exclusivamente en ellas, todas las demás carreras que haga serán para ver que voy asimilando bien los entrenamientos.

Ahora tocan días de vacaciones y relax. Así que hasta el martes 20 de agosto, cierro por vacaciones… Desde entonces hasta el 29 de septiembre prepararé mi debut en maratón de asfalto con la única intención de probar y así no llegar a ciegas a la de Barcelona.

Que paséis buenas vacaciones y nos vemos a la vuelta!!!


2 comentarios:

  1. La maratón de Barcelona me encantó, tiene un recorrido excelente y con mucha animación. Si me animo también iré el año que viene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el mundo habla maravillas de ella, por eso me apetece correrla. A ver si hay suerte y nos vemos!!!

      Eliminar