martes, 30 de julio de 2013

BALANCE DE LA TEMPORADA

La sensación que me deja esta temporada es muy buena. Los objetivos que me había planteado los he conseguido y con creces, además de buenos resultados en varias carreras, por lo que no me puedo quejar. Hubiese dicho que ha sido excelente, si no hubiese sido por los dos últimos meses que he ido a trompicones y no he podido disfrutar de la recta final de la temporada.

En principio me había marcado 3 objetivos hasta verano:

-         Bajar de 37 minutos en una 10k (35:53 en la 10k del Roscón)
-         Bajar de 1 hora y 20 minutos en media maratón (1:18:11 en la media de Barcelona)
-         Correr una maratón de montaña (al ser nuevo recorrido no tenía referencias, con ser finisher puedo darme por satisfecho)

Los 2 primeros objetivos los superé con creces y encima en la primera mitad de la temporada. Debido a ello, como me encontraba tan bien físicamente, me dediqué a correr todo lo que me venía bien y con tanta carrera, no he podido llevar una constancia en los entrenamientos y lo he acabado pagando.

La primera metida de pata fue en la TBCI. Me lo pasé muy bien y conocí a muchos de los que son ahora mis compañeros en kedadas y carreras, pero no estaba preparado para correr tantos kilómetros. La broma fueron 75kms, imaginaros como acabé.


A partir de ahí, problemas en la Carrera del Ebro, 10k de Alcañiz y media maratón de Zaragoza, en las que no llegué fino y no hice buenos tiempos. No estaba entrenando bien y el cuerpo me pedía un descanso, y es que desde septiembre no había parado más de 3 días seguidos (gran error).

Después de unos días de descanso y estructurar el entrenamiento en junio, la dinámica cambió y conseguí quedar tercero en la TMT25  y bajar de nuevo de 36 minutos en la 10k de Zaragoza. Parecía que todo volvía a la normalidad, pero no fue así y durante el mes de julio apenas he podido entrenar por molestias.

El fin de semana pasado fue el último de los objetivos y la verdad que ahora en frío, estoy muy contento con la experiencia y estoy seguro de que el año que viene iré otra vez a disfrutar de los paisajes y del ambiente que se monta ese fin de semana en Benasque.

A partir de octubre me centraré en planificar 2 objetivos principales.  Éstos serán una maratón de asfalto (seguramente la de Barcelona en marzo) y otra de montaña (maratón de las Tucas en julio) y me centraré exclusivamente en ellas, todas las demás carreras que haga serán para ver que voy asimilando bien los entrenamientos.

Ahora tocan días de vacaciones y relax. Así que hasta el martes 20 de agosto, cierro por vacaciones… Desde entonces hasta el 29 de septiembre prepararé mi debut en maratón de asfalto con la única intención de probar y así no llegar a ciegas a la de Barcelona.

Que paséis buenas vacaciones y nos vemos a la vuelta!!!


domingo, 28 de julio de 2013

MARATÓN DE LAS TUCAS

Ayer fue mi debut en maratón de montaña (para la de asfalto quedan 2 meses) y haciendo balance en frío, estoy muy  contento con el resultado, pero no tanto con las sensaciones. Es una carrera dura, pero para mi gusto excesivamente técnica, ya que no se puede correr hasta el kilómetro 25, cosa que a mí no me favorece mucho.

El ritual pre-carrera es el de siempre, ceno pasta la noche de antes, pronto a dormir y me levanto 2 horas antes de la carrera. Desayuno un vaso de zumo y un puñado de cereales y a las 9 me voy hacIa la salida.

Allí me esperan varios amigos que también vienen a correr la maratón, pero ninguno somos consciente de lo que nos espera. Todos hablamos de tiempos previstos y más o menos estamos entre 6 y 7 horas... Nada que ver con lo que acabó pasando.

Esta a punto de empezar la carrera y decido ponerme en la parte delantera de la carrera, ya que la organización nos comentó en la charla del viernes que a los 400 metros se llega a una senda muy estrecha y se producirá un embotellamiento. Pues así fue, llegamos a ese punto y todos parados, toca subir hasta Cerler en fila india andando casi todo el rato. La situación es bastante mosqueante, son 4 kilómetros de recorrido, pero tardo en hacerlos algo más de 46 minutos (en condiciones normales, me hubiesen costado entre 20 y 25 minutos).


En el kilómetro 4 llegamos al parking de las pistas de esquí de Cerler ¡por fin un tramo ancho en el que poder adelantar!, en cruzar el parking empieza el descenso hasta Eriste, es una senda ancha y un poco técnica, pero me veo bien y empiezo a adelantar corredores. Por fin llegamos a Eriste y por lo que comentan un grupo al que adelanto, estamos entre los 100 primeros, no sé si se lo han dicho o lo han calculado a ojo, pero bueno, viene bien saber por donde nos movemos.

Lleguo a Eriste, ahora empieza lo duro (al menos eso es lo que pensaba), en los próximos 12 kilómetros vamos a subir desde los 1100 metros de altitud de Eriste, hasta los 2840 metros del collado La Plana, casi nada... Me veo bien y voy alternado correr y andar los primeros kilómetros de subida, pero me doy cuenta de que no vale la pena, ya que no adelanto casi corriendo y el esfuerzo me puede pasar factura, así que empiezo a andar a un ritmo bueno, en el que poco a poco voy a adelantando a algunos corredores.

Llegamos al kilómetro 13 y se acaba la senda por la que vamos y empieza un tramo de aslfato pero en continua subida, hasta llegar al kilómetro 16 y medio que nos esperan en el avituallamiento. Aprovecho para rellenar los 2 bidones y para arriba, paro lo menos posible para no acomodarme, llevo ya 2 horas 45 minutos, no va mal la cosa. Y a partir de este kilómetro es el que más miedo me da hasta hacer cima, ya que no he entrenado apenas por montaña y lo poco que he hecho no ha sido ni por asomo como esto, ya que en 6 kilómetros vamos a subir casi 1000 metros de desnivel, así que me pongo la música que tenía preparada y para arriba.

Los primeros 3 kilómetros son por una senda, duros pero no hay que escalar mucho, pero los siguientes 3 kilómetros son impresionantes. Los paisajes una pasada, pero una odisea. Toca escalar, cruzar ríos, saltar de roca en roca, vamos que parecía de todo menos una carrera. Por fin parece que estamos llegando, se oyen gritos de ánimo. Por fin vamos a empezar a bajar y a poder correr, ¡¡¡qué ganas!!!


Llego a la cima del collado La Plana, que por cierto, con el viento que sopla hace bastante frío, algo evidente si la nieve no se ha descongelado. Hago cima en 4 horas 21 minutos, los casi 6 kilómetros me han costado 1 hora y media y sólo me han adelantado 4 ó 5 corredores, así que os podéis imaginar la dureza de ese tramo, pero ya estamos arriba, ahora a bajar.

Así que hago cima y miro lo que me espera al otro lado, se me cambia la cara, ¿¿¿estamos locos??? si no hay por donde bajar, no hay ninguna senda, solo rocas y nieve ¡vaya panorama!. Sin prisa, pero sin pausa empiezo el descenso en el que a ratos por nieve y a ratos de roca en roca, intento encontrar el recorrido más cómodo y seguro. Después de poco más de un kilómetro aparece una senda, no es ninguna maravilla, pero se puede correr a ratos, pero la alegría dura poco, de repente empiezan 2 kilómetros de bajada pronunciada sobre piedras sueltas y los que hago reteniendo mucho en vez de dejarme llevar un poco, gran error.

Llegado al kilómetro 26 se acaba la bajada, llego a una senda de sube y baja en la que se puede correr y me pongo a ello, pero algo no va bien. Llevo los 2 vastos internos de la pierna (la parte interna del cuádriceps) muy cargadas y me es imposible correr, lo intento en varias ocasiones pero me es imposible. Por lo que los siguiente 3 kilómetros hasta el Refugio de Estós los hago andando con una sola idea en mi cabeza, me retiro. No estoy en condiciones de hacer los 16 kilómetros que me quedan.

Los 3 kilómetros hasta el refugio se hacen eterno y más con el cabreo que llevo, me pasan varios corredores que se preocupan por mi estado y me dan ánimos, pero la decisión está tomada. Después de 45 minutos andando por fin llego al refugio, paso el chip por el punto de control y me siento en el suelo. Le digo a la persona que está allí que me retiro que no puedo seguir.

Después de más de 10 minutos en el suelo en los que aprovecho a beber y comer algo, le pregunto a la chica de la organización que cuando me vienen a buscar y su contestación es: "si hasta aquí no llegan los coches, has de bajar hasta el kilómetro 32, que está el avituallamiento y ahí te reocgen". Os podeis imaginar mi cara después de esta noticia.

Pues nada, habrá que ir hasta el avitualliento sí o sí, por lo que andando me dirijo hasta él. Son 3 kilómetros en los que le doy muchas vueltas a la cabeza. Llegar hasta aquí después de casi 7 horas y tirar la toalla ahora que viene lo fácil... Poco a poco me voy animando a echar el resto, llevo las piernas muy cargadas y si la bajada es pronunciada el dolor será insoportable, pero hay que llegar hasta Benasque.  Alba lleva en la meta esperándome desde hace 2 horas y aún me queda una para llegar. Tengo que llegar como sea...


En el avituallamiento solo paro a comer un trozo de sandía, relleno los 2 bidones y a por los últimos 10 kilómetros. Es un terreno muy fácil, en continua bajada, pero sin gran desnivel, van pasando los kilómetros y por fin empieza a aparecer Benasque al fondo, ¡¡¡lo voy a conseguir!!!

Encaro la calle de la meta, gente a los dos lados de la calle durante los 400 metros hasta meta, me recuerda a cuando ves a los ciclistas subir un puerto de montaña y la gente está encima animando, os puedo asegurar que pone la piel de gallina, sólo por esto ha merecido la pena el esfuerzo, ¡que ambientazo!

Por fin cruzo la meta, son 7 horas y 44 minutos, nada que ver con las 6 horas previstas, pero es que el recorrido se las traía. Me dicen que he llegado entre los 300 primeros, no me lo puedo creer. Con todo lo que he andado en la segunda mitad de la carrera, he tenido que hacer muy bien la primera mitad para llegar tan adelante. Pues es verdad, he llegado el 224, no me lo puedo creer.


Apenas puedo andar, estoy cansado pero después de lo dura que ha sido es normal. Lo que más me sorprende es que sólo lleve cargado los bastos internos. Pero la alegría de ser Finisher puede con todo. La cara de Alba es un poema, contenta porque ya he llegado, pero asustado de ver mi cara de agotamiento.

Hay muchas cosas más a destacar de esta aventura, por un lado el ambiente inmejorable durante toda la carrera, la gente lo vive y disfruta como nosotros los corredores y eso te motiva. 

También hablar de la organización, está claro que en principio son nuevos en este tipo de carreras, pero hay que mirar de tener las cosas un poco más controladas. Cuando llegué al avituallamiento del kilómetro 16, oí a una persona de la organización pedir por radio que les subiesen más agua que casi no les quedaba. ¿Cómo les puede pasar eso, si todavía faltaban 800 correrdores por llegar? Además, no poner el siguiente avituallamiento hasta el kilómetro 32 es una locura, tendría que estar en el 25-27. Y por no hablar de no hacer camiseta de la carrera, está claro que todos tenemos muchas, pero esta carrera es distinta y además si la haces con la intención de que se conozca por su dureza, pues premia a los que consiguen hacerla. Por cierto, de la carrera larga de 114 kms, en la que se aventuraron casi 250 corredores, sólo llegaron a meta 17, creo que algo falla...


Y para acabar la entrada de hoy, decir que el material que elegí para la carrera, fue perfecto. Al final me decanté por no llevar los bastones, el aventurarme a llevarlos sin haber probado antes me tiraba para atrás y creo que hice bien en no llevarlo. La ropa perfecta, pero a destacar 2 prendas, la mochila, una gozada, sin rozaduras, ligera y cómoda, os puedo garantizar que es la mochila perfecta. Además, el 80% de los corredores, la llevábamos, por algo será. Y la otra prenda son los calcetines, que pasada los Injinji. Estar 8 horas por el monte pisando nieve, cruzando ríos y pisando charcos, y llegar sin una ampolla, ni rozadura... Es una gozada.

Esta ha sido mi aventura en la última carrera de la temporada. Ahora ya solo queda descansar durante unas merecidas vacaciones y empezar a preparar la temporada que viene. Ayer decía que no volvería a venir a esta carrera si no cambian el recorrido, pero hoy así que me he despertado le he dicho a Alba, que la prepararé como tiene que ser y vendré el año que viene a intentar bajar de las 7 horas.

No me puedo despedir, sin dar las gracias a toda la gente que me ha llamado y mandado mensajes, tanto de animo antes de la carrera, como felicitaciones después.Y también felicitar a todos mis amigos (los locos del running como dice Torito), que tomaron la salida conmigo y fueron tambien finishers. ¡¡¡Sois unos cracks!!!


Que empecéis bien la semana, que tenemos agosto a la vuelta de la esquina.

jueves, 25 de julio de 2013

LA MOCHILA


Para este tipo de carreras tampoco es que haga falta llevar gran cosa, siempre y cuando la hora máxima de llegada a meta sea durante el día. El gran problema es cuando hay posibilidad de que nos coja la noche corriendo, entonces sí que hay que llevar una serie de materiales más concretos. Pero cómo esta vez no es el caso, os voy a contar lo que llevaré este sábado en mi mochila, Salomon Advanced SkinS-Lab 5 Set .

Como podéis ver en la foto, es una mochila pequeña (es un chaleco con muchos bolsillos), si la llevas con el camelbak, el espacio del bolsillo trasero se reduce mucho, pero como no es mi caso, hay sitio suficiente para llevar lo que necesito.


En los dos bolsillos delanteros llevaré 2 bidones, uno con agua y otro con Isostar. El llevarlos delante lo veo una gran ventaja, ya que como he dicho en ocasiones, no soy muy partidario del camelbak. Algunas de las ventajas que les veo frente al camelbak son:

- Prefiero llevar el peso en el pecho, antes que en la espalda
- Son más rápidos de rellenar que el camelbak (aunque no creo que perder en total de la carrera 5 minutos por quitarme la mochila para rellenar el camelbak en los avituallamientos me lleve a ningún lado…),
-  Al llevarlos delante, si necesito tirarme agua por las piernas o por la cabeza, está claro que con el camelbak va a ser complicado.

Habrá mucha gente que llevará bidones y camelbak, pero creo que habiendo avituallamientos, no es necesario llevar más de un litro de bebida, ¡ojalá no me equivoque!

En el bolsillo trasero me limitaré a llevar un par de calcetines de repuesto (nunca se sabe que puede pasar y no molestan), un buff (de mis amigos los corredores del Ebro), venda elástica (nos obliga la organización) y un puñado de frutos secos. La duda que tengo es si llevar un cortavientos por si las moscas, pero eso no lo decidiré hasta el sábado por la mañana según vea el tiempo que hace.

En los bolsillos laterales, por un lado llevaré un par de barritas energéticas y pastillas de Isostar (las necesitaré a lo largo de la carrera y hay que llevarlas a mano). La gran mayoría de la gente suele utilizar los geles, yo soy más partidario de las pastillas de Isostar, básicamente porque no me sientan mal, con los geles he tenido a veces problemas. Y en el otro llevaré el móvil, lo iba a llevar en el bolsillo trasero, pero he decido llevarlo a mano para ponerme música que me motive para la parte más dura del recorrido desde el kilómetro 10 al 25.


Y para terminar, ya sólo me faltan los bastones que irán en la parte trasera de la mochila. Creo que me vendrán bien en la parte central de la carrera donde es el recorrido con mayor desnivel y más técnico.

La ropa ya la tenía decidida hace días, camiseta técnica de tirantes anchos (para evitar rozaduras de la mochila) Nike Run DriFit, pantalones Kalenji, medias de compresión Compessport, Calcetines Injinji y zapatillas Saucony Triumph 10. Y para protegerme del sol, gorra y gafas.

Ya me haré fotos, para que veáis que guapo voy con tanto accesorio jejeje!!!

Ahora ya sólo queda descansar bien y mañana por la tarde marcharemos para Benasque. Gracias a todos los que me habéis mandado ánimo por las distintas redes sociales, se agradecen y MUCHO!!! El domingo os pondré la crónica de la última carrera de la temporada.


martes, 23 de julio de 2013

ÁNIMO DAVID

Todos los que lo conocemos, sabemos que es un crack compitiendo y siempre dispuesto a echarte una mano si lo necesitas. Yo hace que lo conozco menos de un año, pero todas las veces que he coincidido con él, parece que lo conozca de toda la vida. Siempre me está dando ánimos y consejos de cómo hacer mejor los entrenamientos o como plantear una carrera. Y esta vez soy yo el que le quiere dar ánimo.

Está claro que siempre hay cosas peores, pero que te estés un año preparándote a conciencia para cumplir un objetivo y que a menos de 2 meses veas peligrar tú reto por una lesión te deja muy tocado. Y es que, no hablamos de un reto cualquiera, estamos hablando de un reto solidario.

El problema es que David lleva más de un mes con molestias que le impiden entrenar con normalidad. Todavía no sabe con certeza cuál es el problema, ya que le han examinado 2 especialistas y no coinciden en el diagnóstico. Pero lo que está claro es que seguro que encuentra alguna solución para conseguir que su proyecto salga adelante porque está comprometido con la causa y eso es lo que realmente importa.

Como ya os conté hace unos meses en otra entrada, David tiene un proyecto para ayudar a su pueblo. El proyecto es “Yo corro por tí”, para los que no leísteis la entrada os la resumo. A principios de septiembre tiene previsto hacer corriendo los 120 kilómetros que separan Zaragoza de Cimballa. David vende los kilómetros a partir de 10€ y con lo recaudado se asfaltará el cementerio de Cimballa donde descansa su abuelo. Somos muchos los que hemos colaborado y si no lo habéis hecho, animaos a colaborar ¡es por una buena causa! Os dejo el enlace de la web aquí.


Así que mucho ánimo David y ya sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites. Tengo claro que te voy a acompañar unos kilómetros en el recorrido y seguro que no soy el único y así entre todos haremos que consigas tú sueño.


domingo, 21 de julio de 2013

CON LOS DEBERES HECHOS

Esta semana hay que tomársela con tranquilidad. Tampoco es que me haya metido mucha caña estas últimas semanas, pero también está claro que esto no es como el examen que estudias a última hora y apruebas. Si no traes los deberes hechos con antelación, por mucho que quieras hacer esta semana, sólo te puede servir para que llegues cansado a la carrera.

Hoy he salido un rato con Alba a soltar piernas después de entrenar el viernes y ayer. Esta semana toca poca intensidad, mañana descanso, martes y miércoles saldré a hacer el entrenamiento matutino y jueves y viernes descansaré para estar fresco para el sábado.

En cuanto a las sensaciones con las que llego, esta va a ser la carrera más dura que he corrido en mi corta vida runner y por ello tengo tantas dudas con respecto a lo que me espera. Lo mejor de todo es llegar convencido y llegaba a medias, pero después del entrenamiento de ayer ya estoy convencido de que llego con buenas sensaciones.

Y es que ayer estuve compartiendo entrenamiento con Javier y Antonio por Juslibol (hacía más de dos meses que no iba a entrenar por allí) y la verdad es que las sensaciones fueron mucho mejor de las esperadas. Más que nada porque iba convencido de que iba a ir todo el rato con la lengua fuera, pero no fue para tanto. Si que me cuesta más que a principio de año, pero me veo bien para mi visita a Benasque.

 
También aproveché para probar la ropa y mochila que llevaré en la carrera y la verdad de que todo perfecto, sobretodo la mochila que es un guante. Está claro que la Salomon vale lo suyo, pero vale la pena, ni te enterás que la llevas. Además el llevar los 2 bidones a mano es una gozada. Ahora ya sólo queda tener claro lo que voy a llevar dentro, que seguro que acabo pagando la novatada y me dejo algo jejeje!!!

Que empecéis bien la semana que ya se acercan las vacaciones... Para la mayoría!!!
 

jueves, 18 de julio de 2013

¡¡¡ DISFRUTA !!!

Que bonita palabra. Cuando alguien te dice: ¡¡¡Disfruta!!! Suena a que vas a hacer algo divertido. El problema es cuando te dicen que has de disfrutar en una carrera.

Está claro que los que están acostumbrados a correr carreras de larga distancia, saben que hay ratos para todo, para disfrutar, para sufrir, para preguntarte que haces ahí,… Pero los que estamos acostumbrados a carreras de corta distancia, en las que vas al 100% desde el principio es más difícil de entender. Y ya no quiero decir a la gente que no practica este deporte…

A ver como le vendes la moto a alguien que no está acostumbrado a correr…le puedes decir que los paisajes son impresionantes, que el ambiente de gente durante el recorrido es una pasada, que es una experiencia única, le puedes decir lo que quieras. Esa persona seguramente te va a decir que estás loco, que como puedes disfrutar de estar corriendo tantas horas, con temperaturas a las que él no saldría de casa, con posibilidad de que llueva, nieve o granice y que encima pagues por sufrir.

Es imposible convencerles, si no consigues que se metan en este mundillo. Ellos van a seguir pensando que levantarte a las 5 de la mañana para salir a “poner las calles” y compartir kilómetros con gente tan distinta, pero a la vez tan parecida es una locura, pero ya lo he dicho más de una vez, estamos locos, pero ¡bendita locura!

Todo esto viene, a lo que me repiten todos los días mis compañeros de hobbie, tanto en los entrenamientos, como por las redes sociales. Yo voy a intentar disfrutar en la maratón, pero creo que va a ser a partir del kilómetro 40, cuando vea que ya estoy llegando a Benasque. Ojalá me equivoque y disfrute desde el primer kilómetro, pero creo que va a ser complicado. Eso sí, seguro que siempre que recuerde mi primera maratón, me acordaré de ellos diciéndome ¡¡¡Disfruta!!!

De lo que sí disfruto estos días es del entrenamiento que comparto con ellos. Es como ir a echar la cerveza al bar y estar de charreta, pero haciendo lo que más nos gusta. Ir con Antonio es una garantía, con él es imposible aburrirse y los que habéis salido con él sabéis de que os hablo, que CRACK!!!


Os dejo el programa de Territorio Trail de ayer, muy recomendable el debate que tuvieron, gran idea:


Mañana otro madrugón y el finde haré algo de montaña que hace mucho que no la piso, si alguién se anima, hemos quedado el sábado a las 8 en los campos de la federación para ir por Juslibol. Que paséis buen finde!!!

martes, 16 de julio de 2013

¡¡¡ NOS VEMOS EN EL ANETO !!!

He barajado varias opciones para el último fin de semana de este mes, desde ir al Discovery Underground, correr la media maratón que organizan ese mismo fin de semana también en Benasque o simplemente, no hacer nada ese fin de semana. Pero después de darle varias vueltas al asunto creo que he elegido la mejor opción: CORRER LA MARATÓN DE LAS TUCAS.
 
La carrera en Madrid dependía de ser uno de los 50 elegidos entre las casi 4.000 solicitudes (prácticamente imposible). La media maratón era una buena opción, pero como ya comenté es el domingo por lo que tendría que reservar el hotel para  la noche del sábado y eso a día de hoy es imposible ya que está todo a tope. Y por último, el “no correr”… Me gusta demasiado como para no ponerme un dorsal hasta dentro de 2 meses.

Me estoy mentalizando de que va a ser una carrera distinta a lo que estoy acostumbrado, en la que voy a tener que olvidarme del reloj y solo pensar en disfrutar. En la que muchos kilómetros van a ser andando por el desnivel y además esta carrera es bastante técnica, aunque en el tramo final se podrá correr y todo esto no me favorece. Yo siempre he dicho que el tipo de carreras que mejor se me dan son como mucho de 25 kilómetros, con desnivel, pero que se pueda correr casi toda la carrera (más o menos como la TMT).


Todo el mundo me ha dicho lo mismo, olvídate del tiempo que te puede costar, disfruta de la carrera, fracciónate la carrera en etapas, etc. Cómo se nota que ellos ya llevan unas cuantas de estas… Además en el entrenamiento de esta mañana me ha caído algún rapapolvo de mis compañeros. Vamos, que si no la corro, ya me puedo buscar otros compañeros jejeje!!!

Así que seguiremos con los entrenamientos matutinos antes de ir a trabajar y este finde haré algo de montaña, para la semana que viene tomármelo con calma y llegar lo mejor posible a Benasque.

domingo, 14 de julio de 2013

RUNNEANDO POR LA PLAYA

Este finde tocaba cambio de aires, por fin iba a pisar la playa. Lo que tenía claro era que en el equipaje venían conmigo las zapatillas, aunque han sido dos entrenamientos bastante suaves, ya que había que aprovechar la escapada.

Ayer tocó salir a rodar con Alba así que para evitar el calor salimos pronto y gracias a que a primera hora de la mañana el día salió nublado el entrenamiento se hizo más llevadero. La verdad es que estar corriendo por el paseo a unos 20 grados es una gozada. Además había muchísima gente haciendo deporte.

Hoy la cosa ha sido muy distinta, tocaba salir sólo y debido a ello, se me han pegado las sábanas y he salido a entrenar a las 9 y media, el cuerpo me pedía dormir un poco más ya que he estado toda la semana levantándome como tarde a las 6 y media. Nada más poner el pie en la calle me doy cuenta de que hoy de disfrutar poco, el sol le pega con ganas, hay unos maravillosos 31 grados y ni una gota de aire...

La intención era hacer unas dos horas, pero me ha sido imposible, me agobio mucho con el calor y se me hace el entrenamiento muy pesado. Al final he hecho poco más de 10 kilómetros en 50 minutos y para casa. He acabado bastante disgustado, pero a la hora que he salido, era una locura.

Esta semana toca tomar una decisión acerca de lo que voy a hacer el día 27, ya que quedan 2 semanas y no lo tengo nada claro. Como ya he dicho, no estoy en condiciones de hacer la maratón ya que no me siento con fuerzas para una carrera tan exigente y de tanta duración, así que puede que el final de la temporada se adelanté unos días.


Ahora a descansar y a empezar la semana de la mejor manera posible. El martes espero tener decidido que hacer y os lo cuento.


jueves, 11 de julio de 2013

PONIENDO LAS CALLES

Después de la entrada del martes, queda claro que no rendimos igual con altas temperaturas, la cuestión es que es difícil encontrar un hueco en verano sin que el termómetro marque más de 30 grados…

La única solución es pegarme el madrugón y salir a entrenar antes de ir a trabajar. Está claro que es una paliza, pero no tengo otra opción. Así que a las 5 de la mañana arriba y a darle caña.

Ayer fue el primer día que salí en mi nuevo horario de entreno, había quedado a las 5 y media para hacer un rodaje de una hora por las calles de Zaragoza. La verdad es que salir a la calle y ver que los termómetros marcan 23 grados, es una gozada.

Además de esos gratificantes 23 grados, no fui a entrenar sólo y eso se agradece, y mucho. Los que estáis acostumbrados a entrenar en solitario sabéis de lo que hablo, ¡cómo agradecemos llevar compañía mientras van pasando los kilómetros!


Aunque sea mi primer día, hay una buena tropa que ya lleva un tiempo saliendo en este horario (una pena no haberme animado antes). Acudo al punto de encuentro y allí me encuentro con Antonio y Ricardo. Conforme vamos avanzando nos encontramos con Patxi (autor de la foto) y Donald que se unen a nosotros en el recorrido. Y para rematar la faena faltaba David, que ayer salió con la bici, pero no quiso faltar a la foto de rigor jejeje!!! Lo que tengo claro es que a partir de ahora mis entrenamientos de verano van a ser en este horario. Menos calor y buena compañía, que más se puede pedir…

Y hablando del entrenamiento, este finde toca el rodaje largo, el domingo tirada de más de 2 horas, que últimamente los entrenamientos han sido solo de una hora. A ver como responden las piernas después del parón y comprobar sensaciones para la Maratón de las Tucas.

Que paséis buen finde y aquí os dejo el enlace del programa de ayer de Territorio Trail:



martes, 9 de julio de 2013

¿CÓMO NOS AFECTA EL CALOR?

Partiendo de la base de que a cada uno nos afecta más o menos, el calor es un factor muy a tener en cuenta. En los últimos entrenamientos he notado que el ritmo que llevaba a principios de año, ahora me costaba mucho más llevarlo. Estaba claro que el cansancio al final acaba pasando factura, pero me parecía excesiva la diferencia.

El motivo de que nos cueste más llevar el mismo ritmo es debido a que el corazón bombea más sangre para bajar la temperatura del cuerpo y debido a ello, nos suben las pulsaciones. El caso es que no tenía claro hasta que punto podía llegar a afectar.


Después de mirar por Internet y leer varios artículos del tema, al final me ha quedado claro que el calor nos afecta mucho más de lo que pensaba. Está claro que cada uno somos distintos y que la teoría es una cosa y la práctica otra…

Las condiciones ideales para correr son entre 10 y 18 grados y a partir de aquí, por cada grado que aumenta la temperatura nos influye aproximadamente un segundo por kilómetro. Por lo que a las mismas pulsaciones, de correr en febrero a 12 grados a correr en julio a 32 grados, rodaremos unos 20 segundos más lentos. Esto no quiere decir que a todo el mundo le afecte de la misma manera, pero es un dato importante.

Para poner un ejemplo, la diferencia entre correr una 10k en febrero a 15 grados, a correrla en julio a 27 grados, la diferencia por kilómetro puede ser de unos 12 segundos, que al final de los 10 kilómetros sería un total de 2 minutos, casi nada… Os dejo uno de los artículos que leí por si le queréis echar un vistazo.


Como os he dicho todo esto es teoría, pero yo que suelo hacer casi todos mis entrenamientos con pulsómetro, en enero con 12 grados rodaba con 150 pulsaciones a un ritmo más o menos de 4:25 min/km, mientras que en los últimos entrenamientos, rondando los 30 grados, a esas mismas pulsaciones rodaba  sobre 4:45 min/km. Queda claro que el calor, por lo menos a mí me afecta bastante.

Para luchar contra ello, pues lo que habréis leído mil veces:

-         Hidratarse todo lo posible antes, durante y después del entrenamiento.

-         Evitar las horas de mayor calor para entrenar.

-         Protegernos con crema solar para evitar el contacto directo del sol y si usáis gorra mucho mejor.

Espero que os sirva de ayuda esta información ya que la veo interesante para entrenar en verano y saber el porqué nos ocurren las cosas.

Por cierto, os dejo los últimos programas de Territorio Trail que se me había olvidado ponerlos… Sorry!!!


domingo, 7 de julio de 2013

TODO SE PEGA

Cada vez son más las mujeres que se animan a iniciarse en el running, está claro que es un deporte en auge y que cada vez tiene más adeptos. La cuestión es que la proporción en la que ha crecido, en eso ellas nos ganan.

De un tiempo a esta parte, me encuentro a muchas parejas compartiendo hobbie. Me los encuentro mientras entreno y la verdad que es algo que me gusta. El tener un hobbie en común me parece algo cojonudo.


Pues ese mismo caso es el que tengo yo en mi casa. Alba se ha aficionado a salir a correr y va en serio. Da igual que haga calor o viento, dos días a la semana hay que salir a correr y punto. Está claro que es mi culpa, pero no tengo claro el motivo. No se sí es porque no hablo de otra cosa o porque ve que disfruto haciéndolo y tiene envidia jejeje!!!

Ahora ya solo queda que el año que viene se anime a pincharse un dorsal, pero eso lo dejaremos para el año que viene, tampoco vamos a forzar la máquina. Pero un dato curioso, este año en la 10k de Zaragoza, de los más de 3000 participantes, casi una tercera parte fueron mujeres, una verdadera pasada...

Bueno, que empecéis bien la semana, que la mayoría estamos un poco más cerca de las vacaciones y eso es un plus de motivación.

jueves, 4 de julio de 2013

DISCOVERY UNDERGROUND

A las 2 y media de la madrugada del 27 al 28 de Julio, se va a disputar esta “carrera”, si se puede llamar así. Serán 100 los privilegiados que podrán recorrer los 10 kilómetros del recorrido subterráneo por las vías del metro de Madrid. Es una iniciativa pionera en el mundo y en la que se grabará un documental para apoyar la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020. Dicho documental se emitirá en el canal de televisión Discovery MAX.


Tener opción a ser uno de los elegidos es muy sencillo, simplemente has de entrar en su web y rellenar un cuestionario con tus datos y contarles cuál es tu sueño, pasión o historia que te hace especial para ser uno de los elegidos para participar en el documental.

De esos 100 participantes 50 serán elegidos por un jurado compuesto por miembros de Discovery. Ellos decidirán cuales son las respuestas más originales y que se merecen participar en esta aventura.

La verdad es que no es una mala opción para hacer una escapada a Madrid y pasar un día distinto y por ello me he inscrito. Está claro que va a ser difícil que sea uno de los participantes ya que un evento único, además, siendo que estamos acostumbrados a pagar más de 15€ por las típicas 10k de nuestra ciudad, pues imaginaos cuanta gente se va a apuntar siendo gratis… 

Ese mismo fin de semana es la Maratón de las Tucas, pero como a día de hoy no tengo claro la participación en ella, he optado por apuntarme a la aventura madrileña. Está claro que es algo totalmente distinto, pero siempre hay que tener un plan B. De todos modos, hasta finales de la semana que viene no tomaré la decisión de si ir a la maratón o no, todo dependerá de cómo me encuentre en el rodaje del fin de semana.

Que paséis buen finde!!!


martes, 2 de julio de 2013

¿PORQUÉ CORREMOS?

Esa pregunta se la hace mucha gente y tiene una contestación rápida y sencilla: porque disfrutamos. Mucha gente no entiende esas palizas que nos damos de más de 3 horas corriendo por la montaña o los madrugones el fin de semana pudiéndonos quedar en la cama. Pero es que nos gusta demasiado como para no hacerlo.

Algunos salen a por su “dosis de running”, sin prisa pero sin pausa. Desconectan de todo, escuchando música en solitario o acompañado de algún compañero de aventuras. También están los que hacen sus series o cuestas con el objetivo de mejorar. Pero seas de unos o de otros, después de entrenar durante una merecida ducha, se nos dibuja en la cara una sonrisa. Esa sonrisa de satisfacción de hacer lo que realmente te gusta, de hacer algo de lo que disfrutas.

Luego están las carreras, porque a la mayoría nos pica el gusanillo de ponernos el dorsal. Sólo con ver que en la misma carrera que corriste el año pasado, este año has conseguido bajar 1minuto ya te das por satisfecho. Porque somos así, hemos entrenado durante todo el año, en ese año hemos hecho muchísimos kilómetros, hemos corrido lloviendo, nevando o a 40º, nos hemos gastado una pasta en zapatillas, equipamiento, fisio, etc. Pero ese minuto lo compensa todo… Pensando fríamente, ¡¡¡con que poco nos conformamos!!!

Pero también están las carreras en las que no vas a mejorar tiempo, sino, simplemente a ser Finisher. Que bonita suena esa palabra en una carrera que te has estado preparando durante casi todo el año. Esa fecha que esta marcada en rojo en el calendario y que parece que no vaya a llegar nunca. Algunos luchan por acabar carreras de 50km y otros de 150km, pero todos lucen igual de felices esa camiseta que te dan al llegar a meta en la que pone en grande esa maravillosa palabra “FINISHER”.


Y no quiero olvidar esas kedadas, en las que nos juntamos gente que si no fuese por este deporte, es fácil que no nos hubiésemos conocido, gente que mientras van pasando los kilómetros, hablas con ellos como si los conocieses de toda la vida. Da igual que unos sean más rápidos o que otros aguantes más kilómetros, nos juntamos y disfrutamos, que es lo importante.

Y para acabar, dar mi enhorabuena a 3 amigos: David por ser Finisher en la Gran Trail Peñalara de 110km (casi nada), a Antonio por lo mismo pero en Ultra Trail Sobrarbe de 66km con un tiempazo y a Marcos que después de 100km, que tuvo la sangre fría de retirarse para no correr el riesgo de lesionarse, cuando solo le faltaban 10km para llegar a meta. Sois unos cracks!!!

lunes, 1 de julio de 2013

MAL DE OJO

Es lo que parece que me han echado. No quiero ser drástico, ya que esto es un hobbie pese a que me lo tomo muy en serio, pero me fastidia mucho la situación.

La cuestión es que después de casi 10 días de descanso, esta semana he empezado muy tranquilo, martes y jueves 2 rodajes suaves sin forzar y con muy buenas sensaciones. Pero ayer salí a hacer un rodaje suave de 10km y para acabar el último kilómetro un poco más fuerte, pero sin forzar mucho y hoy haber hecho una tirada de 1 hora y media. Pues ha sido apretar al final y… ¡¡¡zas!!!, pinchazo en la parte de detrás de pierna (esto me huele a rotura de fibras).

Está claro que es algo que puede pasar, pero fastidia porque estoy a un mes de la carrera y en el último mes he estado más parado que corriendo. Si fuese otra carrera menos exigente, pues no estaría preocupado, el problema es que 6 horas son demasiado tute y tengo que llegar en condiciones.


Ahora no me queda otra que reposo y esperar que el dolor se vaya cuanto antes. Como os podréis imaginar, fastidia mucho marcar una fecha en el calendario y estar esperando que llegue ese día desde hace meses, para que un mes antes, veas que hay posibilidades de que se vaya todo al traste.

Lo que tengo claro es que si no me veo en condiciones la dejaré para el año que viene y me cogeré las vacaciones una semana antes. Así descansaré un mes entero para empezar a mitad de agosto a preparar la maratón de Zaragoza. De todos modos, no voy a adelantar acontecimientos y vamos a ver como va evolucionando…