domingo, 2 de junio de 2013

TMT

Ayer fue por fin la TMT. Como ya comenté en la anterior entrada en el blog, me decantė por la de 25km. La hora de salida eran las 4 de la tarde, por lo que había que cambiar el chip ya que hasta el día de hoy todas las carreras que había corrido habían sido por la mañana.

Después de dormir del tirón (algo raro la noche antes de la carrera) me levanté sobre las 9 de la mañana y desayuné sólo un vaso de zumo para comer a las 12 mi ración de pasta y hacer la digestión sobradamente hasta las 4.

A las 14:30 salí rumbo a La Puebla de Alfindén ir con timepo y coger el dorsal. Me cambié tranquilamente ya que iba de tiempo y sobre las 15:30 me dirijo a pasar el control de materiales (móvil, bebida y 500kcal de alimentos) y todo correcto. Me decanté por llevar riñonera para evitar peso, en ella llevaba pastillas de Isostar para cumplir las 500kcal obligatorias y el móvil. Y la bebida la llevé en el hand-bottle (no ví a nadie más que lo llevara, todos se decantaron por mochila o riñonera con botella). Caliento un poco para hacer tiempo hasta la hora de la salida, aún quedan 20 minutos. Cuando ya sólo quedan 5 minutos me dirijo a la salida para intentar ponerme lo más delante posible.


La salida es rápida y me pongo en el grupo de cabeza junto a otros 2 corredores. Primeros kilómetros por caminos anchos y picando hacia arriba, no es mucho desnivel, pero sumando el viento que sopla en contra, los hacen un poco más duros. Tras hacer los primeros 3 kilómetros con ellos decido ponerme a mi ritmo, ya que van demasiado fuerte para mí (un fallo que he cometido ultimamente en las carreras de montaña, salir más fuerte de la cuenta en una carrera tan larga y con unos últimos 10km muy duros). Sigo hasta el km5 donde me equivoco de camino y pierdo algo más de un minuto, lo que hace que el cuarto y quinto clasificacidos se acerquen mucho.

Para rematar la faena, tomo otra decisión equivocada y decido tirar fuerte para volver a abrir hueco con ellos. Consigo mi objetivo, pero en el km8 algo no a bien... Me empiezo a marear y tengo que parar. Me siento un rato y cojo aire, momento en el que para Marcos que está haciendo la TMT 50 a preocuparse por mí, decido levantarme y andar un rato con él. Parece que me empiezo a encontrar mejor y decido volver a correr y probar que tal me encuentro hasta el avituallamiento, que sólo quedaban 2 kilómetros. 

Una vez llego al avituallamiento, aprovecho a rellenar el bidón con agua y me informan que voy el octavo. Decido ir a mi ritmo y cada vez las sensaciones son mejores. Alcanzo al sexto y séptimo que van juntos y decido seguir con ellos, el ritmo es bueno y me encuentro bien. Desde que salimos, hemos adelantado a corredores de la TMT 50, que llevan 25 km más que nosotros, lo que hace que nuestro ritmo sea más rápido que el suyo.

Llegamos al km15 y empieza lo duro, mucha montaña por sendas. En algunas cuestas decido andar, son muy duras y no me compensa correr. Nos acercamos al cuarto y quinto que parecen que se les está atragantando esta zona, lo que aprovechamos a adelantarles. En este momento me he distanciado un poco de los 2 corredores que me acompañan desde el km10.


Ya estoy llegando al toro, por lo que esta cerca el km20 y el correspondiente avituallamiento. Última cuesta, posiblemente la más dura, y algo no va bien, se me sube el gemelo izquierdo (esto es nuevo, nunca me había pasado) aguanto a duras penas los 400 metros que me separan del avituallamiento y me toca parar a estirar un poco y me alcanzan los 2 corredores que me acompañaban desde el km10.

Ahora llega lo duro de verdad, 5 kilómetros con el viento en contra, pero hay que echar el resto. Pregunto a uno de los voluntarios que cuanto nos saca el tercer clasificado y nos dice que nos saca poco más de un minuto. Va a ser difícil, pero hay que intentarlo. Van pasando los kilómetros y parece que le estamos cogiendo. 

Ya sólo quedan 2 kilómetros y el podium es posible. Somos 4 corredores, aunque veo que el que iba tercero está muy tocado, por lo que nos lo vamos a jugar entre los 3. Decido apretar el último kilómetro, estamos entrando en el pueblo y es prácticamente todo bajada. Parece que no pueden seguir mi ritmo y les saco  unos 100 mts. No me lo puedo creer, voy a ser tercero, con lo mal que pintaba en el km8!!! Llego a la alfombra roja de la meta y paro el crono en 2:01:04.

Tengo que aprender a salir más calmado en este tipo de carreras porque sino al final de la carrera lo acabo pagando, aunque en esta ocasión he tenido suerte.


No puedo cerrar la crónica sin dar las gracias a David, Marcos, Ricardo y Antonio que cuando los adelanté me animaron y me dieron ese plus de motivación, gracias chicos!!! Y dar mi enhorabuena a otros dos amigos, Juan que fue tercero en las TMT 12 y a David Velilla que fue cuarto en la general y primero de veteranos A en la TMT 50. También dar las gracias a la organización, voluntarios y toda la gente que hace posible esta fiesta del deporte. Dad por echo que repetiré el año que viene.

Y para terminar, está clara la cena de anoche, creo que me gané una de TELEPIZZA jajaja!!!

Ahora a recuperar y a preparar la 10k de dentro de una semana, hasta el martes!!!

4 comentarios:

  1. Bien, si las cosas se hacen bien, salen bien. Te mereces ese podium y y mas que vendran, seguro.
    Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David!!! Tengo ganas de coincidir en alguna carrera contigo, que si te puedo seguir seguro que aprendo mucho!!! Un abrazo y enhorabuena a ti tambien por tu podium, que tiene más mérito en la de 50!!!

      Eliminar
  2. Porque te dio la pajara que sino a lo mejor cambias la altura del cajon...que crack!! felicidades!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Pero no creo, los dos primero iban muy fuerte, me sacaron casi 10 minutos...

      Eliminar