miércoles, 20 de febrero de 2013

PULSÓMETRO



Desde hace 6 meses, en los rodajes me guío por el pulsómetro. Es una costumbre que he cogido y creo que es lo más acertado. De este modo, el corazón trabaja en la franja de pulsaciones que yo quiero.

Hay muchas formas de trabajar los rodajes, pero esta es la mía y a mí me funciona. En estos entrenamientos lo importante es sumar kilómetros y que el cuerpo se acostumbre a llevar un ritmo, que para meternos caña, ya tenemos las series.


Normalmente suelen ser rodajes sobre 150 pulsaciones por minuto (al 75%). Da igual que haga viento, sea cuesta arriba o cuesta abajo, yo voy a esas pulsaciones durante prácticamente toda la sesión.

El único momento en el que subo el ritmo es en el tramo final del rodaje, si es de 1 hora, lo hago en el minuto 45 (cuando llevo 10km aproximadamente), 1 km a ritmo competición (sobre 3:40min/km) y los últimos 10 minutos vuelvo a 150ppm para recuperar.

En el caso de que el rodaje sea de 2 horas, hago el cambio de ritmo cuando llevo 1 hora y media y hago unos 3 ó 4 kilómetros a ritmo competición, para volver otra vez a 150ppm los últimos 10 minutos.

La cuestión es que estos entrenamientos, me sirven para ver que a lo largo de estos 6 meses con las mismas pulsaciones, cada vez corro más rápido y así veo la progresión que he ido llevando. 


Después del rodaje de ayer, 1 hora con muy buenas sensaciones pese a la carrera del domingo, hoy han tocado series 6 de 1000mts entre 3:45 y 3:20min/km, por cierto, la última se me ha hecho muy larga…

Ahora a ver el fútbol y a descansar, porque mañana más running y mejor!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario