martes, 8 de enero de 2013

RECUPERACIÓN

Yo era de esas personas que creían que lo importante era salir a correr 40 minutos a un ritmo que pudiese llevar bien, pero que acabase justo. Salía 2-3 días a la semana para poder jugar a fútbol. Debido a mi lesión, colgué las botas y me centré un poco más en correr, pero me limitaba a darme un poco de caña 2 meses antes de la 10k de Zaragoza o Alcañiz y ya está.

No llevaba un orden hasta que cogí el típico plan de entrenamiento para correr una 10k. El mío fue el típico de "baja de 40min en 10k", que lo empecé ahora hace poco más de un año con la intención de conseguirlo en la 10k del Roscón. A partir de ahí, me dí cuenta de  que el entrenamiento ordenado y bien planificado es muy importante, pero también que el cuerpo lo asimile mediante los días de descanso.

¿A qué viene todo esto? Hoy hablando con un amigo runner, me decía que no sabía si salir hoy entrenar porque había hecho 4 horas de bici de montaña ayer. Yo le decía que hoy descansase porque así el cuerpo asimila el entrenamiento mejor y que saliese mañana. Creo que al final me ha hecho caso jeje!!

Yo ahora he acostumbrado a mi cuerpo a dormir 8 horas y a guardar 2 días de descanso total a la semana para estar a tope los días de entrenamiento, además de no hacer 2 días seguidos entrenamiento duro (series, cuestas o ritmo controlado). Y gracias a esto, no me ha pasado como al principio, que me pasaba de meterme caña y luego llegaba algún entrenamiento de series y no era capaz de hacer ni 3 series.

Sin ir más lejos, hoy me ha tocado descanso y me apetecía salir, pero el cuerpo necesitaba descansar después de 2 días seguidos de bici de carretera y un tercero de trail muy intenso: 20km con 450 de desnivel en menos de 1 hora y media. Así mañana, como una rosa para las series y poder hacerlas según lo previsto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario